En realidad, yo no sé qué pasa

 

 

En realidad, yo no sé qué pasa

 

En realidad yo no sé qué pasa, o que llega, viene y que se va caminando, volando, a pie o en bicicleta,...o en cualquier cosa que brinque sobre piedras, no sabemos nada de la vida, al menos yo no sé...estoy viendo pasar las cosas, esperando algo...no sé...que espero, pero espero algo...¿ es amor ?- conozco un destino loco de vivir para morir ...y espero...no sé qué, pero espero devoto la locura del culto a lo desconocido...como la vida misma...¿y una suerte? - un zapato quizá y una luz...la llama que poco a poco extingue en tus pupilas, en tus ojos claro oscuros...que ven...solo ven...pasar los cuerpos.

 

©José Angel Pineda

 

La numerología y el sortilegio

 

Son las presciencias…

Y las presencias…

de las viejas y nuevas cosas

sagitarias y capricórnicas

los astros hablan y cantan

y pintan pinturas muy hermosas

en los sacros cielos…

si crees estás bien, si no crees

en nada de la nada…

puedes perder un juego de ajedrez

y más que eso.

Los signos todos hablan, las señales

que dicen las verdades a lo relativo

el cielo polucionado de humo negro

magia blanca…/…el cultismo

los profetas modernos, los mesías

que abundan…

unos con poder de hacer milagros

para matar el tiempo

en las orgías de los parlamentos

escoge lo mejor de lo peor

el mejor de todos los colores

por si acaso, cree en todo

cree en la nada del todo…

de lo que se ve…

y que no…

ni siquiera se escuchan las sirenas

las trompetas nos rompen los oídos,

 

es la hora del tambor, de la marimba

del ritual santero, del testigo que nunca

que se dio cuenta y acusó sin pruebas

a los benditos.

la oración del puro y el tarot

la depredación

de la naturaleza

del depravado ser…

de la avaricia

que contamina el aire

el agua, rompe toda la selva

y siembra el cemento…

para parir ciudades del progreso

del progreso, ese progreso que vivimos

véanlo, ese progreso…

que hablan tanto en las cárceles

los políticos de las sinagogas

parlamentarias.

El que preside no vive, no existe, …

ni el ser humano que lo asiste, el hombre

desde siglos practica una ignorancia

adrede satisfecha, complacido

siempre por el mal que bien

por el bien que mal

tira la piedra, pues, a la mujer

o al río.

sin maldad de una caricia

romántica, quiromántica

cartomántica, la güija, una pata

más corta de la mesa…

y tomados de manos, hasta que aparece.

¿qué día es que tú naciste?

-         Si naciste un 19 de abril de las protestas

Tu número, es el 7.

Los días de la semana derramada

entre jabón y alcoholes

etílicos al 70 por ciento apasionado

Virulento tormentoso

Y alegre pasa…

La brisa es delicia de los amorosos

Los 19 son fatídicos…

©José Angel Pineda

 

 

¿Quieres un poema?

Si alguna mujer quiere un poema...

qué me lo pida...

se lo doy...

en carrera

ella me da su aroma natural

o un guiño de dedos...

precipitados...

yo le doy las caricias

de mi pluma

que tatúa las almas

las piernas de los brazos

los brazos en un nudo

un nudo entre las piernas

de los ojos

cualquiera...

ellos mirarán hacia el cielo...

yo profundamente

a ellas...

 

Uno se va…

Se me fue, como siempre se va uno...

se me fue, como siempre te vas...

he escrito estas palabras como bala...

en esta noche de luna...

o de farol

¿o me fijé, si estaba oscuro

acompañado de una mujer hembra de veras?

 

Y de ustedes amigos amigables

Y amigas que las amo si se dejan

sí se quejan

las mato

de pasión si se deprimen...

las torturo con cosquillas de esas...

tantas cosas que platican...

©José Angel Pineda

Y, si volvemos a empezar desde el principio,

tú con tus finales...

yo con los míos...

¿Que sería del mundo sin nosotros?

 

©José Angel Pineda

 

¿Qué tal si volvemos a empezar, que tal si no sirviera más la sonrisa a manos llenas de conciencia? -

 

- Empezar de nuevo, claro que podemos

para terminar nuevamente de nuevo.

 

©José Angel Pineda

 

Toda poesía es amor, el verso es una pasión, varias gotas de letras, que derraman lo que te imagines...es la fantasía de dos, de tres, de más...es fuerza de sensualidad si lo deseas, es fuerza del amor como lo creas, es un cristal de amorosos de la vida, el llanto, el grito y el encanto...es la ilusión que más deseas...

 

©José Angel Pineda

La vida es un disparo de luz que amanece en la penumbra, entre tu cuerpo cálido y

el perpetuo frío...

©José Angel Pineda

 

Y mañana viernes que puede ser hoy/...o fue ayer jueves, o martes, a algún sábado, será otro día lunes de costumbre...

no sé si es día o una cosa como el pan, el hambre, la espera del desconocido, solo señales, todo lo tenemos claramente oscuro, no sé qué esperamos, pero esperamos, aunque, más, sin embargo y todavía, nunca y siempre.

¿escuchaste el parte, el informe?

-No, me quedé con la sonrisa fría.

©José Angel Pineda

Siento que me despido.../...siempre/…y no lo hago/…no me voy…/...no tengo donde ir/...solo veo oscuridad

En mis afueras

Solo la claridad en lo oscuro.

©José Angel Pineda

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 


La mujer (Oda)



La mujer
(Oda)

Sea como sea…
Que si chaparra, si alta
Que si corta, que si grande
Que si renca, que sí coja…
Que tenga eso que llaman defectos…
¿Qué te importa?
- Si la quiere, que te importa
- Y si demente, que importa
- Y si pone lo cachos, los hombres
Abundan y son propensos a ser cogidos…
Con alguien.
Las mujeres…
Eso sí…
Son perspicaces…
Eso todo mundo lo hace…
Sino de cuerpo
De mente…
Pero es que nadie se escapa…
Otra cosa es que sucede si la encuentras
Infraganti
En el hecho…
En el lecho de uno de sus amantes.
De una de sus amantes.
La mujer
Es a veces un artículo de consumo
o de lujo
Yo que sé…
Pero la mujer consume hombres
mujeres, tal vez
quizás
-No repitas esa duda
-No lo dudes
Todo existe en este globo
Es una cosa tan antigua
Que cualquier cosa sucede…
¡Y qué!
Y que me importa
Y que tiene que importarme…
si lo que quiere es amarme
que me ame…
que me ame…
que me…
eso lo dejo después.
El sexo muere con uno
Sea como sea él
Ella…él
Él …ella
Dúo
Trío
Y un cuarteto
Un quinteto
Un coro y una orquesta
Una orgía de ilusiones…
Las canciones son maestras de la vida
Los poemas son la vida
¿por qué hemos de negar, que si no suele gustar
una cosa, o las demás?
¡que podría suceder, si después
de la jornada, te calientas, otra vez.


La verdad es que te hacen temblar
al derecho y al revés
por delante y por detrás
por donde sea que sea…
el hombre también lo es…
de gustos.
Somos igual material.

Si pensamos al derecho
y al revés, …no hay mujer
mejor que otra mujer
depende de quien la mire
de quien la vea
la admire
la quiera…
a vos quizá
a mí, no sé…
Hay de todos los sabores
Todas tienen lo que tienen
Y lo que no tienen también.

©José Angel Pineda

Soneto abierto

 

 

Soneto abierto

Soneto abierto


Las esencias, los sentires selectos

en un monte soberbio, las quimeras,

luces, privilegios en mieles, fieras

seducciones y encantados dialectos

 

exóticos, místicos, toscos, dulces 

penetran rayos, garganta atrapada.

primera mirada, suave tocada

de la pieza musical, aguadulces

 

entradas y salidas, en gemidos

y en cantos, ellas se saben, jadean

en deleitosos ritmos de los idos

 

que riegan los ojos claros, y encienden

lágrimas entre fuegos, se ven hitos

en hitos y fantasías que se hienden.

 

Y después que se prenden

no hubo nada de cierto en las visiones.

Son una farsa, mis evocaciones.


                                               ©José Angel Pineda

 

Soneto intruso

Jose Angel Pineda


Soneto intruso

 

Una mujer que me ama, no es cualquiera;

debe de estar muy loca o despistada,

por haber sido siempre desdichada,

en romances, placer de cristalera,

 

en donde cuelga el alma en cualquier parte.

 

Se requiere un afán muy desprendido

en todo lo apagado y lo encendido,

en un poema, en un canto, en un arte.

 

y sabe muy bien todo mi fracaso

en las tercas caricias sin pudor,

y sabe además que fui siempre guaso,

 

nunca refinado, y de mal sabor

en la vida, que soy intruso caso

en las ruinas de mi alma sin amor.



                                             ©José Angel Pineda.


Soneto caprichoso



Soneto caprichoso


Los caprichos del clima son ardientes,
Y fogosa la rosa que se enciende,
las espinas le brotan, y desprende,
desde su demencia clara, a las gentes.


Los caprichos de una voz de dulzura,
lanza dardos al centro de los cuerpos,
que envenenan y matan anticuerpos.
¿Por qué la voz de agradable ternura?


Los caprichos de mentir y el secreto
del amor, se presenta en el dolor,
ilusión que corona por decreto.


Los caprichos, descaro truquiflor,
no engañan ignorancias del Soneto,
ni la vivacidad de un dictador.

                      Joan Pined

Lilium






Lilium

Deleite muy natural

es mi detalle, el de dar…


Tú siempre me das el fruto,

el alimento me das…

para el cuerpo, que es el alma

para el alma, que es el cuerpo.



Contagios de gratitud, de inocencia

y de pureza, y paz con felicidad

respiras, y en tus ojos llueve luz

que guía la Flor de Lis

con seductora belleza

que concede su amistad

en su esencia, la presencia

es mi verdad.


Larga vida te deseo

con la voz de mil colores

en la pasión del camino

andan los dulces sabores

y también amor del bueno

la entrega de los anhelos

la esencia es lo divino. 

                                                                ©José Angel Pineda.