Verdad de amor

 



Verdad de amor

Eres el pez que nace del ejido,

eres el manantial que emerge del desierto,

eres la luz que brilla en los inciertos,

 


eres el girasol que germina en los peñascos,

eres el pienso donde dar es lo que pienso,

cansada de tanto amar, amas las formas,

cansada de tanto amar, amas los cuerpos,

 

que sabes cómo el agua,

que cantas con los ojos

discretos, precavidos,

seductoras tus manos

acaricias el aire de las noches

con los pies juguetones

de algo que no fue.

 




y estás siempre en mi vida

repleta de ilusiones,

de algo que no fue.




que anhelo aún, la choza

y la alfombra verde

del siempre ermitaño

que he sido, que fui siempre,




siempre viendo lo hermoso,

siempre viendo lo bello,

siempre observándolo todo,

ciego y engañado y seducido,

porque estás cerca y lejos, inquieto

fascinado porque sé es que cierto

que me amas

me bebo esa mentira

a sorbos de locura del cielo

que me invento con ternura.

 


©José Ángel Pineda,







1 comentario:

  1. magnífico amigo. Una preciosidad. Cuando un poeta ejercita su mirada hacia la naturaleza, no piensa en nada. nada lo determina, nada lo acosa. Es parte de ella y lo sabe.
    Un abrazo.
    Antonio Arroyo.

    ResponderEliminar