El ritmo del tiempo

El ritmo del tiempo


El ritmo del tiempo, es la propia energía

que emana de tu centro y fluye en las arterias

volcánicas debajo de tu piel,

y la ardiente lava en tus entrañas,

como la música que escucho, en tu flor

delicada, al centro del jardín

en que paseamos

de la mano.



y

que se mueve en sonidos, como picaflor

en ese jardín de mariposas

que susurran en tu estómago,

y alborotan la vida,

y las ganas





que vuelan adentro tuyo,

que murmuran las cuerdas

en una guitarra inquieta,

del contra canto de las aves perdidas...




mariposas y flores, el tiempo y ritmo

girando sobre los ejes de tu cuerpo

que es el universo de tus bellas cosas

monumentales, los pechos que se tocan.


Siempre te creí diferente de todas,

pero hay un cierto rasgo que te hacen

igual, como un clavel clavado,

lleno de sangre el pecho,

temblándome las piernas,

flacas, que aún sostienen las ramas

de tu cuerpo...



Y el verde intenso de tus ojos profundos,

y el alma verde, tierna y el camino adelante,

escoltado de grillos y serpientes.

 




Las aguas en lo alto, oscuros nubarrones,

y la lluvia, al compás de los cambios

palpitantes, aceleradas de corazones

plenos de armonía, en las luchas que sucumben

en gotas de sangre, caminos de a pie, tres rosas

un libro y dos estrellas de mar, …

sólo te pido:

Una guitarra urgente

sin ritmo, ni tiempo…

que me suene el silencio

de tu ausencia.

                                                                                    © José Ángel Pineda.

  

No hay comentarios:

Publicar un comentario