Eterna sonrisa



Eterna sonrisa



La canción fue creciendo una calma

con oleadas de armonías piano dulces

que levemente ascendían las lluvias a los cielos



de la melancolía que se iba lentamente alejando

como el pasar segregando la energía en las mentes

del caminante que siempre busca las ideas



y se abriga deliciosa la música en los vientos

que suspiran las mujeres solitarias y alegres

como libres de cárceles ruidosas

de la muchedumbre que va quedando sola

como en laberintos del espacio celeste

donde la soledad se hace presente y clara

en los abismos inmensos de la cruel memoria

cuando empiezan a dialogar con sus neuronas

las fuentes de la conciencia que penetra constante

en todas las razones.

En todas las canciones

maravillosamente delirantes vagabundas

las armonías de las aguas profundas

de esas letras que nos hablan

que nos dicen

con una mirada a veces

con una señal tranquila

con una pausa dotada de hermosura

que alienta un te espero por siempre en la locura

inspirada en la pureza creadora de una llama que enciende

el principio del orfeón del instante perfecto de la brisa

de la mirada extrema, de la férrea constancia

de una eterna sonrisa.



©José Ángel Pineda, 24 de noviembre del 2017



No hay comentarios:

Publicar un comentario