Autodestrucción del pensamiento





Autodestrucción del pensamiento

La pasividad es elocuente y un sarcasmo
es una implícita adulación que nos gobierna
el podrir de la mente
de la gente
de arriba de la gente de abajo
tripas de un barrigón que se tierna
en las faldas de la miasma y el marasmo
pero por mucho que inspiremos la ternura
es la reacción de todas las acciones
el monstruo se carcomerá por dentro
como una película extravagante
llena de chismes y brotes soportantes
de lujuria, de ansias de agonías
de acusaciones sin ecos 
de ecos de imperiosa resonancia


A muchos le ha gustado la fiesta
y les sigue gustando es natural
las salidas de emergencia
están estrechas como las piernas
de una mujer de mármol reluciente
Y aunque es necia la voz de la ignorancia
por no perder su estilo quieren mercadear
sus industrias sociales el deber de proteger su espejo 
la puerta es muy estrecha en el teatro
y hay mucha gente presintiendo en una hendija
cualquier cosa creativa imaginaria fantasiosa



©José Ángel Pineda, 21 de febrero del 2018

No hay comentarios:

Publicar un comentario