Instante



Instante

Instante con luces y sonrisas

que ama las caricias sempiternas,

ama y grita, la roca siente 

el manantial de las delicias 

de las brisas repentinas de vidas 

que se alzan, que corren y palpitan 

fuertes, las fluidas voces que se comunican. 



No hay tiempo de reposo 

se enciende la virtud, las ganas, los suspiros. 

Se mueven las piernas temblorosas 

llenas de tiempo, como recordando 

los viejos caminos, el polvo sensacional 

de variados colores, las burbujas de sol 

que fatiga los poros de la dulce miel 

de esa piel quemada de sollozos, 

las orgiásticas y delirantes rimas 

apasionan vibrantes las cuerdas tensas 

de la ternura en la ejecución divina. 


©José Ángel Pineda, 13 de abril del 2018 



No hay comentarios:

Publicar un comentario