Y un gemido



Y un gemido

Jose Angel Pineda

Me vas dejando lentamente sin voz ...
lentamente me vas dejando
sin la palabra fundamental/ directa/
sin nada que decirte/ sin nada que recrearte/ sin nada


y todo/ con todo y nada/ sin concordancia/
como también de frente sin clemencia/
con suspiros que apenas aprietan
la ignorancia de mi pecho/ que por las noches
ya no tiene paciencia...

y ese murmullo de caricias latentes/de pieles...
y mis tantas mentes de derroches pletóricos
y con pasiones tristes/ solitarias/dulces
y alegres de las brisas calientes de las aguas
y movidas por temblores de piernas
¡y cómo me siento cuando me necesitas!

Y una gota de júbilo,
y una nota,
y unas letras

y una cosa pequeña pero buena/sabrosa
y que gritan sonoras vertientes /nota a nota
y gota a gota en mis dedos/
y paseando por esos huecos diversos
y precipicios de todos los colores

y una lluvia de las varias miradas
y las salibas de algún beso misterioso
y la una choza cualquiera en algún lugar
y que contamina de amor a cualquiera
y con un hermoso apretón de almas

y que quieren ser algo.../alguien

¡Esa alguien que espero/ esa alguien/
qué llega sin llegar
que no tarda nunca/ a veces ni acabo
con ternura coicidente y que al final llega!

derramándose sobre el silencio tierno
tan sólo un instante/ un segundo veloz/
del alma hasta el centro
¡un explosivo rayo de ternura!...y un gemido.





No hay comentarios:

Publicar un comentario