Tres poemas de Navidad





Solo, sin distancias

Autor: José Angel Pineda


Solo al cielo puedes huir

para no alcanzarte.

Sé que estás con alguien

todo el tiempo...

no importa... ¡No!

-qué estés - o estás no importa - con quien-

/no importa/

-no creo en la fidelidad...pero es poético

-lo que importa es que soy para vos - siempre

en realidad, nadie es de nadie

y no existe el todo

sería una blasfemia a la sensatez.

Y no prometer engaños de segundos planos

de vida/...el infierno se lo hemos dedicado

a los pobres de cuerpo y de espíritu

La vanidad de sectas combinadas

que no hacen ni una sola secta...

el espíritu de la química/ de la alquimia/

antigua y moderna

Y -una cabeza que piensa más que todas-

solo suelos y reflejos

distancias y encuentros

de energía...

es lo que deseo / hasta la segura muerte

sin retornos...

Y desaliños de amores

de pelos y de uñas/ y procuro desnudez

y baños de nieve y de tierra y de sueños...

con tactos o sin tactos-

más no lo logro. y seguido. y aparte

Cuando totalmente piensas en quemarme

con tu vista de soldadura eléctrica con protecciones...

oscuras/ ...no me gustan/ prefiero cerrar los ojos

y gritar espontáneamente al ritmo de mi ángel

con su piel hirviendo del deseo

que siempre me cuestiona y me protege.

No me entierres quien quiera que seas

le temo a las cosquillas de la tierra

completa biblioteca de locuras es mi vida

Y diversas/ y no muy comprensibles

algunas lecturas de tu mente

para mi mente que morirá en pañales.

Pero entre el "cielo y tú" no hay distancias.

No podrías escapar de vos misma...

Pienso/... luego te tengo...

No hay comentarios:

Publicar un comentario