La flor



La Flor

Autor: José Ángel Pineda

¿Quién elaboró las reglas?

¿Quién hizo los disparates?

¿Quién fabrica los excesos?

¿Quiénes son extravagantes?

Ellos son, ellos. ya sabemos quienes son:
mas no pueden con la íntima belleza
y su intrínseca firmeza
de hacer posible una fiesta
con una grata pasión...
-de lo absurdo a lo divino.
-lo desnudo al desatino
-lo sensato a lo prohibido
-la cordura al desvarío
-la razón de ser altivo
-lo espontáneo de lo erguido
de una flor...
¡esos caprichos...!

Nos entregan paradojas
de todo lo que divagan
de lo que siempre regresa
de lo que siempre se acaba.

La fricción mueve la flor
y salta una mariposa

con extraña sensación
hermosa y entretenida
aletea locamente

espontánea...
y atrevida, se pregunta:

¿en donde nace el temblor
los calambres/ el sudor
del sofocado pudor
que da fuerzas a la flor?

¡Qué apasionada sutileza...
la que clava con firmeza
desde lo obscuro al cabello,

y atraviesa la hendidura
con certeza del destello, 

la frescura...
de la vida 

de lo bello!

Nadie se atreve a tocar
pues nadie tiene el valor
de dar todo por amor
con las ganas más profundas
como siempre da una flor.

No hay comentarios:

Publicar un comentario