A veces...




A veces... 

A veces uno piensa que lo aman,

y estás muy seguro, cierto es que te ilusionas...

y estás siempre agradando...

luego viene una furia de dudas

y llegas a la conclusión de que todo es una broma incierta,

que es una parranda de engaños

y desengaños...

en una borrachera de encantos.

Al final de la tarde te das cuenta, de la falsedad del buen gusto,

del agrado hechicero, ...

y sin embargo sigues ahí

en una loca conveniencia,

no hay amor ni cariño,

es una broma de buen gusto,

solo se trata de canjes...

Para mi piel muy romántica

no encuentro la bala que pueda darme un beso en la frente, ...

y morirme de risa. 

                      ©José Ángel Pineda


No hay comentarios:

Publicar un comentario