Te conocí

   

 

Te conocí

en un planeta diminuto

sin que estuvieras…

en este mundo

es lo que deseamos

dentro del alma

dentro del cuerpo

las almas se tocan

se acarician, se siente, se ven

se sienten los cuerpos de las almas

insistentes

impacientes

te esperé siempre

y te sigo esperando, sin que estés...

sin que hayas existido

Te quiero

sé que no estás

Y no existiendo

te he acariciado

y hemos cogido nuestras manos

y hemos andado en los caminos

y hemos visto la luna

y hemos estado en todos lados

sin que hayas estado nunca.

Te extraño sin saberte.

La distancia no existe entre nosotros

siempre estás en mí

aunque no existas

aunque no estés

y vivo en ti

vives en mí

aunque no existas

aunque no estés…

vives en mí.

©José Ángel Pineda.

No hay comentarios:

Publicar un comentario