Mostrando entradas con la etiqueta Antología poética. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Antología poética. Mostrar todas las entradas

Amo tu evidencia

 

















Amo tu evidencia

 

Amo tu conocimiento abierto,

Amo tus estrellas fugaces,

Amo tus acciones estoicas,

Amo tus cimientos flotando,

Amo tus entrañas expansivas,

Amo tu piel tranquila, cautelosa,

Amo tu miel dispuesta, expuesta…

 

Amo tu luz intensa, penetrante,

Amo tus secretos, tus intimidades,

Amo tus pasiones, tus fantasías,

Amo lo que amas, tus disparates,

Amo tus mentiras, tus locuras,

Amo tus deleites, tu ternura,

Amo tus encantos, tu hermosura,

Amo tus engaños, tus infamias,

Amo tus astucias, tus dobleces.

 

El conocimiento te hace fuerte

el saber de dónde salen los caminos,

el saber a dónde llegan los destinos.

 

Amo tus cambios repentinos,

como un timón loco de lunares,

que les llaman defectos por errores.

Los deslices son ciertos y que ocultas,

los descuidos te sobran, le llaman

algunos despistados: desaciertos.

 

Amo tu pensamiento, tus acciones

dicen cosas hermosas, Y de otras.

Amo tu hablar, el ingenuo, el picante,

las entrañas, las almas profundas

esenciales, tus entidades, tus ideas

erráticas como vuelos de moscas.

Amo que tengo la evidencia

de acusarte de amar sin límites,

desde el principio de todos los principios,

hasta el final de todos los finales.

 

©José Ángel Pineda.

 

 

 

Decir




Decir

Porque a veces soñamos,
yo: todo el tiempo lo hago
ustedes no lo sé...
pero es simple
soñar
y decir
y decirle
y hablarle de cosas
y hablar de castillos
y hablarle de todo
y aunque aburra uno
y aunque uno canse
y hablar y soñar es de todos
y debe serlo...
no hay otro modo de vivir.


www.joseangelpineda.com

Desencanto


Desencanto


Libre de la gente, es una quimera

que se desnuda en crueles desencantos

y que es mejor tenerlos en primera

página del libro inmenso de cantos,

 

con sentimientos profundos, frontera

necesaria, que atraviesan los llantos,

mascaradas, y la mirada, artera

carcajada, cinismo de un espanto

 

que refleja tu espejo, sin mirarte

en aguas cristalinas, y se acaba

el misterio, se apaga el sortilegio,

 

la maldad detenida, con el arte

y con gran sentimiento del que amaba

una vida con acordes y arpegio.

                                         ©José Ángel Pineda.



Paz y armonía




Paz y armonía

Eres la paz que buscas, eres la estrella,
que llevas dentro, …
nacer a lo nuevo, aprender lo cierto
placer silencioso, tranquila paciencia,
alegría que se ama y se estima…
bondad que caminas y alimentas
de ánimo que brindas al empezar
la aurora, lo que amas y respiras,
ríes y que lloras, … y que sientes
que te abrazan, y acarician,
en instantes muy intensos.
La vida anda, y siempre
escribo tus sueños
siempre eres mi final
de todos mis comienzos
siempre eres mi comienzo
de todos mis finales.

                                        ©José Ángel pineda

Tenía placeres increíbles




Tenía placeres increíbles

 

Tocaba la guitarra, mi voz

acompañaba era

por las calles de silencios

y las casas que pasaban

como vagones

sin ruidos


aceitadas clavijas

y el afinado de primera

cuerdas, maderas, dedos

garganta sedienta de veneno

y uno que otro alarido

en el sereno…




y algún desafinado

que era mi yo, posible

de encontrar una noche

placentera…

que siempre o casi

se daba la cantata

y entonces era feliz

ninguna mujer se enamoró

del trovador, mi yo, posible,

al menos todas eran mías

esas noches.

y de mi sé de cierto, que no

pero del canto sí…

y eran mías todas las mujeres.

esas noches.

                                                   ©José Ángel Pineda.

 


No te merece




No te merece

 

Si no levanta tu piel,

si no colma

tu tiempo,

y te ve cuando

eres su último recurso

nada más...

 

como para medio llenar

el pozo

de su alma vacía

si no escucha la música

que le das

el poema que lees

y se duerme

la plática que das

la sienta tan monótona

ya no la siente

como antes

que pasaban

hasta horas y horas

 

Ahora ya se queda dormida

le duele la cabeza

tiene mucho que hacer

 

y se queda dormida

y se cansa y se aburre

y ni te diste cuenta

sí te ha dejado solo

dándole algún discurso

de cosas que le gustaban

y no le gustan más.

 

y todo eso y más

pasa, mientras

estando despierta ella...

ya su mirada se enturbió

y así sigue con vos

 

y está así con vos, y porque

hay una costumbre,

cierta...

 

no te quiere con otra

no merece tu vida

ni el compartir la suerte

no merece tus sueños...

 

mejor vete.

das lástima...

...das lástima.

©Jose Angel Pineda


El vacío























El vacío

 

Es lo queda siempre…

después de cualquier cosa

que deja para siempre

la alegría.

Es lo que siempre hay

Después de todo.

Es lo que existe

en algún estómago

en alguna noche

triste

solitaria

donde no hay voces

y risas que resaltan

donde las alegrías son ingratas

donde el susurro

a mis oídos

dejó de hacer cosquillas

donde todas las ganas se quitaron.

Donde el ardor de las vísceras

Fueron desalojadas, por la lúgubre

noche de espantos y fantasmas

donde a nadie se le ocurre nada

donde la paciencia no abunda

la desdicha mata…

donde los rincones

donde te mirabas con él ella

eran estrellas…luces, animales

del cielo bien formados…

donde las tinieblas proclamaron

victorias…

donde la nostalgia

pesa mucho más que una oración

de las más elevadas…

que sobrepasan al mismo cielo.

  

José Angel Pineda

 

 

 

 

 


En realidad, yo no sé qué pasa

 

 

En realidad, yo no sé qué pasa

 

En realidad yo no sé qué pasa, o que llega, viene y que se va caminando, volando, a pie o en bicicleta,...o en cualquier cosa que brinque sobre piedras, no sabemos nada de la vida, al menos yo no sé...estoy viendo pasar las cosas, esperando algo...no sé...que espero, pero espero algo...¿ es amor ?- conozco un destino loco de vivir para morir ...y espero...no sé qué, pero espero devoto la locura del culto a lo desconocido...como la vida misma...¿y una suerte? - un zapato quizá y una luz...la llama que poco a poco extingue en tus pupilas, en tus ojos claro oscuros...que ven...solo ven...pasar los cuerpos.

 

©José Angel Pineda

 



La numerología y el sortilegio

 

Son las presciencias…

Y las presencias…

de las viejas y nuevas cosas

sagitarias y capricórnicas

los astros hablan y cantan

y pintan pinturas muy hermosas

en los sacros cielos…

si crees estás bien, si no crees

en nada de la nada…

puedes perder un juego de ajedrez

y más que eso.

Los signos todos hablan, las señales

que dicen las verdades a lo relativo

el cielo polucionado de humo negro

magia blanca…/…el cultismo

los profetas modernos, los mesías

que abundan…

unos con poder de hacer milagros

para matar el tiempo

en las orgías de los parlamentos

escoge lo mejor de lo peor

el mejor de todos los colores

por si acaso, cree en todo

cree en la nada del todo…

de lo que se ve…

y que no…

ni siquiera se escuchan las sirenas

las trompetas nos rompen los oídos,

es la hora del tambor, de la marimba

del ritual santero, del testigo que nunca

que se dio cuenta y acusó sin pruebas

a los benditos.

la oración del puro y el tarot

la depredación

de la naturaleza

del depravado ser…

de la avaricia

que contamina el aire

el agua, rompe toda la selva

y siembra el cemento…

para parir ciudades del progreso

del progreso, ese progreso que vivimos

véanlo, ese progreso…

que hablan tanto en las cárceles

los políticos de las sinagogas

parlamentarias.

El que preside no vive, no existe, …

ni el ser humano que lo asiste, el hombre

desde siglos practica una ignorancia

adrede satisfecha, complacido

siempre por el mal que bien

por el bien que mal

tira la piedra, pues, a la mujer

o al río.

sin maldad de una caricia

romántica, quiromántica

cartomántica, la güija, una pata

más corta de la mesa…

y tomados de manos, hasta que aparece.

¿qué día es que tú naciste?

-         Si naciste un 19 de abril de las protestas

Tu número, es el 7.

Los días de la semana derramada

entre jabón y alcoholes

etílicos al 70 por ciento apasionado

Virulento tormentoso

Y alegre pasa…

La brisa es delicia de los amorosos

Los 19 son fatídicos…

©José Angel Pineda

 

 

¿Quieres un poema?

Si alguna mujer quiere un poema...

qué me lo pida...

se lo doy...

en carrera

ella me da su aroma natural

o un guiño de dedos...

precipitados...

yo le doy las caricias

de mi pluma

que tatúa las almas

las piernas de los brazos

los brazos en un nudo

un nudo entre las piernas

de los ojos

cualquiera...

ellos mirarán hacia el cielo...

yo profundamente

a ellas...

 

Uno se va…

Se me fue, como siempre se va uno...

se me fue, como siempre te vas...

he escrito estas palabras como bala...

en esta noche de luna...

o de farol

¿o me fijé, si estaba oscuro

acompañado de una mujer hembra de veras?

 

Y de ustedes amigos amigables

Y amigas que las amo si se dejan

sí se quejan

las mato

de pasión si se deprimen...

las torturo con cosquillas de esas...

tantas cosas que platican...

©José Angel Pineda

Y, si volvemos a empezar desde el principio,

tú con tus finales...

yo con los míos...

¿Que sería del mundo sin nosotros?

 

©José Angel Pineda

 



¿Qué tal si volvemos a empezar, que tal si no sirviera más la sonrisa a manos llenas de conciencia? -

 

- Empezar de nuevo, claro que podemos

para terminar nuevamente de nuevo.

 

©José Angel Pineda

 

Toda poesía es amor, el verso es una pasión, varias gotas de letras, que derraman lo que te imagines...es la fantasía de dos, de tres, de más...es fuerza de sensualidad si lo deseas, es fuerza del amor como lo creas, es un cristal de amorosos de la vida, el llanto, el grito y el encanto...es la ilusión que más deseas...

 

©José Angel Pineda



La vida es un disparo de luz que amanece en la penumbra, entre tu cuerpo cálido y

el perpetuo frío...

©José Angel Pineda

 

Y mañana viernes que puede ser hoy/...o fue ayer jueves, o martes, a algún sábado, será otro día lunes de costumbre...

no sé si es día o una cosa como el pan, el hambre, la espera del desconocido, solo señales, todo lo tenemos claramente oscuro, no sé qué esperamos, pero esperamos, aunque, más, sin embargo y todavía, nunca y siempre.

¿escuchaste el parte, el informe?

-No, me quedé con la sonrisa fría.

©José Angel Pineda




Siento que me despido.../...siempre/…y no lo hago/…no me voy…/...no tengo donde ir/...solo veo oscuridad

En mis afueras

Solo la claridad en lo oscuro.

©José Angel Pineda

  

 

 

 

 

 

 


Sentires, Eres especial, En abril, El duelo, La espléndida belleza ( 5 poemas de fuego)





Cinco poemas de fuego

I

Por: José Angel Pineda

Sentires


Algo está pasando

que está sucediendo

que te estoy amando

que me estoy valiendo

de tus sentimientos

que te estoy robando

todos tus lamentos

que estoy asaltando

tus sentidas penas

que estoy por las venas

llorando y cantando

la sangre en corrientes

y el panal de mieles

de tu canto abierto

y un blanco destello…

¿qué estrellas tiritan

colores diversos y brisas?

tus ojos brotando

lágrimas y luces, palpitan

las manos caminan

por ese universo

de cosas que palpan

el verso

en leyendas

mentiras y ciertas

tan frágiles liras

socadas cuerdas

tilintes, sonoras

y dramas azules

y verdes, acuarelas

en tus ojos todos

en tu mal momento

de mi mal divino

y es beber completa

tus cosas de vino



entre lo que entre

aguas y vertientes

que tragues licores

de juegos con fuego

que suba y que baje

la aurora germina

y siempre termina

y acaba…

jadeante y dichosa

pasión de una rosa.



II










Eres especial

Por: José Angel Pineda 


Suprema mística religiosa

candorosa reflexiva suficiente 

aliciente caricia que me coge

emergen punzadas en mi alma.

Hace tiempo que perdimos

la dulzura el cariño y los dientes

ardientes de morderte el pan

se van yendo las noches

tartamudas

¡cómo sudas subiendo, 

bajas fría sin chal! 

el mal anima

al animal nocturno

y una mano vuela

por la noche se funde en el ombligo

y la espiga en el umbral de la rosa.

III 







En abril 


Es abril de canto/...

no de llanto

si la vieras

no te asustas

más me gustas

y si fueras

sí vinieras

sí supieras

las diabluras que te guardo

esto que pasa y no pasa

es un total disparate

esperate...

que te tengo y no te tengo

como Dyango con sus ojos

mirarías los despojos

de los audaces amores

de colmillos

indecentes...

de los vampiros

chupantes.




IV





El duelo



Por: José Angel Pineda



Mi esgrima se despliega

en el vacío silencioso

en el jugar juicioso

sintiéndome en tu calma

graciosa y sin temores

tranquilizas rumores

me suenan a sabores

de voces especiales.



El día que te atrevas

a jugarme de urgente

y es que serás tan dulce

y es que serás tan tosca

muy necias melodías

entonarán las cuerdas

será el instante mismo

el que se espera diario

complaciente de dulces

de efluvios y pisadas

despiadadas ternuras

eternas complacientes.











V

La espléndida belleza

Por: Jose Angel Pineda



En un claro en melodía

de luna

que refleja

la armonía

de los dedos mentales

que se mueven sencillos

en medio de una floresta

íntima de luz y de gracia

talentosa la vida

¡viva la vida!

las vibraciones

la frecuencia magnética

la resonancia de unos cielos

con otros cielos

no explorados...

Y las voces de los dioses

que interpretan en entornos

maravillosos del movimiento

eterno/...los sonidos.

PUEDE NO HABER POETAS,

PERO SIEMPRE HABRÁ POESÍA

DIJO EL GRAN BÉCQUER.

PUEDE NO HABER MÚSICOS

PERO LA MÚSICA EXISTE ANTES DE SER...

LAS GALAXIAS QUE SE DEBATEN

ENTRE LO FINITO Y LO INFINITO

LO INFINITESIMAL Y LO UTÓPICO

Y EL PENSAMIENTO LIBRE...

YO APRENDO LO QUE ME ENSEÑA

ELLA, LA HUMANIDAD DESNUDA

NUNCA APRENDO A CREER

NO SE PUEDE TAL COSA PRETENDER

LA MUSA DE DARÍO ES DE CARNE Y HUESO

Y ES PARTE INTEGRAL DEL COSMOS

Y SE MUEVE.



Soy algo de nada



Soy algo de nada




José Angel Pineda



Yo no fui nunca nadie, fui algo y algo sin color/ sin sabor/

sin contundencia.

Nunca me hizo falta nada/...ni nada me hace falta ahora/

solo leña y fuego/. además, verde tierno/. y las brasas y luego las cenizas/ ese polvo que dicen...



Yo siempre fui abundante en nadie/ así que me hace falta: Nada...

el vacío / lo inmenso de todas las cosas

y ninguna de ellas/ me hizo caso/



Ninguna piedra me dio en el alma

solamente en la espalda/ una piedra voló y se estrelló/

dolió la columna de las mil y una ausencias. -



Nunca fui alguien

¿qué es ser Alguien?

- ¿Alguien me lo puede explicar?



Yo siempre fui algo:

Una especie de estorbo/ un maldito Ateo

un creyente de Dios

una oveja obscura y religiosa...

Cualquier cosa:



Una pulga en un perro...

ni siquiera fui pobre

ni soy alguien

soy algo; sí

eso soy

un algo que recicló cien veces...

en el tiempo que habité la llamada tierra.



...que no se muere/... ella No.

Si acaso fui algo/ ese algo sí/ fui el mejor de los vagos...

el más vulgar/...el peor estudiante/...el que siempre

fui detrás en la batalla de borrachos/...el mejor/ eso sí/...

el mejor de los vagos/...



Yo no sé mucho de cosas

pero se mucho de la sobre abundancia

de los mitos sensibles/ terribles

del eterno fracaso...

en los malos caminos

siempre fui

...el más brillante. -

delirium tremens

delirium tremens

 Por: José Angel Pineda


como queriendo una ilusión

un valle, un precipicio

una dimensión profunda

una pasión desmedida

mucho amor necesitaba


lo desnudo del alma

de los angeles gozosos

el delirio de un borracho del amor

en su más pura candidez

espontánea la apertura               

a la naturalidad feroz

de esa mujer que espera

en un lecho de cielos

en un catre, en su rincón

en petates…

en una cama de nubes

en la indecisa pasión del abismo

que atrae con fuerza y ternura

y en todo su esplendor.

Se bebía su mas ansiado deseo

y que soñaba despierto

como apartando la vida

como amando fantasías

enloqueció divagando

con el amor de sus cantos

con el amor de sus versos

con la belleza del alma

de los ángeles.


Te amaré



Te amaré



con toda ilusión




te amaré



y aunque sea por instantes



te amaré...
en la distancia
y en el me quedo



te amaré...

Si tu te quedas
y yo me quedo
Te amaré

...y aunque no
estemos juntos
te amaré...

te amaré...
solo tocando el corazón

Como se ama una canción
te amaré...

Como se ama la poesía
que es mi amante
y sabia guía...
te amaré...

Te amaré
con el alma
y corazón

Te amaré
con todita
...mi pasión
...escuchando la música...
ding ding dong



Autor: José Angel Pineda

Un escultura sencilla para Ernesto Cardenal



“EPIGRAMA
Al perderte yo a ti,
tú y yo hemos perdido:

yo, porque tú eras
lo que yo más amaba,


y tú, porque yo era
el que te amaba más.

Pero de nosotros dos,
tú pierdes más que yo:

porque yo podré
amar a otras
como te amaba a ti,

pero a ti nadie te amará
como te amaba yo.

Muchachas que algún día
leáis emocionadas estos versos

Y soñéis con un poeta

Sabed que yo los hice
para una como vosotras

y que fue en vano.

"Ernesto Cardenal”
------------------------------------------

Murió la poesía

-Joan Pined

Murió la poesía

Murió el sentimiento
el Romántico último
el ultimo romántico
fue el poeta Cardenal
Ernesto es un legado
de ese mundo “moderno y complicado”
el poeta que amó a Darío
Y al Dios de los pobres

Que aprendió hacer poemas
en el Solentiname de la vida...

Vilipendiado y burlado por un papa
y otros brujos de la palabra y la tortura.
Y confiscaron hasta su muerte
En un vulgar escenario de voces inframundas...

Y delincuentes, de cerebros putrefactos
y demenciales que repiten como los loros
sirvientes de los imbéciles
enviados por Tirana al templo de las mentes
más evolucionadas…

Tirana es muerta viva, un zombi
que con un cinismo de barbarie surrealista
asesina la inteligencia día a día

El Cristo nuestro de cada día
ultrajado y de espinas coronado
-El Hombre, el poeta, el cura que tomó opción
por los pobres como Arnulfo Romero
que deambula por las calles del Salvador
que muere en las montañas
de hambre y de mísera ignorancia
ahí está su legado…
levanten las miradas
hacia todos los cielos.

Su alma queda en gentes
En las mentes de la resurrección
su poesía es la vida
que rechaza el tirano
que odió siempre una sacerdotisa
en pactos con el diablo…
la hija de un demonio aún desconocido.

No marcha hacia otra parte...
El poeta
Se queda con nosotros
tristes están entre las flores
Los ríos y hasta el viento
-se acordarán de sus poemas…
Los Salmos y Epigramas
La biblia de los pobres, el canto cósmico
El canto de la tierra y el los coros de ángeles

Los últimos románticos
Ya desaparecieron…
No dejemos que solo queden vivos
los imbéciles/…aunque de ser verdad
lo cierto, hace mucho tiempo
que murieron…