Mostrando entradas con la etiqueta Cambio climático. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Cambio climático. Mostrar todas las entradas

Nos ilusionamos



Nos ilusionamos

Creemos que las conexiones ligan siempre, que las vinculaciones afectivas son perpetuas, y que no se sacuden los pensamientos y las emociones se agitan, se excitan, se calientan, y toman otras formas, otros paradigmas, y se dan transformaciones, desde llevaderas a dramáticas.

Todo esto y más, en el propicio entorno, en el medio, el ambiente y las eventualidades nos permutan la piel del alma.

 

nada es estático,

todo se transforma,

son los cambios de los vientos

que pueden hacernos

perder el control

y alterar nuestras convivencias

y tratos,

y nacen los desajustes, discrepancias

que nos vuelven hostiles

hacia los demás…

nos cambiamos las camisas…

y hasta perdemos nuestra coincidencia,

nos volvemos otros…

nos pasamos de un extremo

a otro extremo con suma facilidad,

somos como hojas de los árboles

a la deriva, como vuelos de moscas,

vamos por ahí buscando cosas,

no encontramos, pero seguimos

buscando…

¿Pero qué buscamos?

©José Ángel Pineda.


Una época

Meditación


Una época



Espacio que trasmuta

gira todo gira

siempre

Y transfigura la vida

Y cambia las ideas

Y el ambiente se fastidia

Y el entorno agita la perversidad

Y el que afecta se afecta

Y el que no afecta se afecta

Y se sufre, y él me quedo

Y leo estímulos

Y escucho voces difusas

Y distancio unos pasos de algunas

Y me acerco a otras que me animan

con música, y bailo, y me sosiego

Y canto, y soy arte, y quietud

Y soy poesía…

Y escribo un retrato delicado

del juego de las noches solo

y aprendo, y soy mejor persona

pienso, medito, rezo y reflexiono.

La tierra cambia y se hace joven

todas las personas imaginan cosas

todos inventamos maneras de ser

todos creamos realidades distintas

Vemos nuestras sombras

nuestro gran humor, el chiste

el ingenioso encanto de la suerte

de los que van durmiendo

de los están viviendo

con alegrías todos…

nos sanamos del mal

y siempre habrá una nueva

forma de vivir en los brazos

de una madre tierra hermosa

Y un niño en nosotros, que amamos.



©José Angel Pineda, 15 de mayo de 2020





El Amor Pandémico



El Amor Pandémico
Autor: Jose Angel Pineda

Según los griegos
es la reunión de un pueblo,
que con cautela
se apresta a protegerse
del tirano virus.


Se sabe que es una guerra
de la biológica mente humana
de la corrupción que contamina
todo cuerpo, toda alma, todo ente,
donde los millonarios
fármacos ya se inventaron

y...cuando deje de tocar la piel
y mate varios de los Cerca…
vendrá la cura amor

y en el debate...
habrá reunión de los pueblos
y del amor...
cuando las enormes
desigualdades sociales
sean mitos...

¿…y cuenta te diste, amor,
que las fronteras no existen ?

¡son inventos de avaricias de unos
de miseria humanas de unos…!
-que prohíben las caricias de otros
-que se aman, porque dar las manos
y los labios
nos contagian.

Ellos los fascistas
te hacen la enfermedad y te la curan
en operaciones de mercado especulativas

Los hacedores de una guerra invisible
en una mortandad controlada
es una variante contundente
de genocidio.

¿te diste por enterada, amor ?

No vayamos donde existan…
los peligros del mercado,
de la bolsa de valores, del comercio
asesino.

En la bolsa rota de nuestro pantalón
se esfuma la esperanza, pero no el amor,

el amor debe darse con cuidado…
y procura que el estornudo golpee
a los malditos de todo imperio…
del mal mercantilista, de la vanidad
suprema, la avaricia extrema, la voracidad
inclemente…

¡hay que eliminar gente…!
para que no falte el alimento
de sangre y de arrogancia
en los templos de los grandes ricos
de un sistema social que domestica.

José Angel Pineda.

Fin de los entes



Fin de los entes



El cambio climático se acelera,

con frenesí te enloqueces, ¡oh tierra!

es tu naturaleza sudorosa y excitada,

en una danza macabra que persiste

extasiada.



Destroza el humano, todo ser, todo lo bello

con una crueldad ilimitada, de algo que piensa

y que destruyen los entes y se suicida…

es el inmenso hábitat natural …

que perdura.



La tierra no se muere…

se revitalizará

al morir el humano que asesina su entorno

la tierra cambiará y será verde y sin humos

los seres morirán

seremos polvos, tierra,

no es una paradoja

de la energía vital y la materia.



El pensamiento y la razón humana

asesina animal y vegetal continuamente.

¿qué fracasó en este diseño, que parece perfecto?

-Creo que es un juego de los dioses estelares

Y en la musicalidad etérea cosmopolita

donde habitan otros, muchos

y quizá cautelosos,

quizá avanzado el pensamiento

de mente evolucionada, sobre todo.

Acá lo que hubo…

fue un simulacro…

de vanidades, de cinismos, de arrogancias

creernos poderosos, cuando no somos nada

en medio de la nada.



© José Ángel Pineda