Mostrando entradas con la etiqueta Canción. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Canción. Mostrar todas las entradas

Tenía placeres increíbles




Tenía placeres increíbles

 

Tocaba la guitarra, mi voz

acompañaba era

por las calles de silencios

y las casas que pasaban

como vagones

sin ruidos


aceitadas clavijas

y el afinado de primera

cuerdas, maderas, dedos

garganta sedienta de veneno

y uno que otro alarido

en el sereno…




y algún desafinado

que era mi yo, posible

de encontrar una noche

placentera…

que siempre o casi

se daba la cantata

y entonces era feliz

ninguna mujer se enamoró

del trovador, mi yo, posible,

al menos todas eran mías

esas noches.

y de mi sé de cierto, que no

pero del canto sí…

y eran mías todas las mujeres.

esas noches.

                                                   ©José Ángel Pineda.

 


Viento y caña



Viento y caña

 

En un Sax de sensaciones

de voces, … y emociones

apasionantes…

y eólicos poemas

tranquilos, que invitan al romance

de un concierto.

y el cuerpo precioso se acaricia

y suena delicioso

cuando las boquillas besan

los labios carnosos

en la embocadura

que sabe apretarse

con suave ternura,

y soplas muy suave

la caña, salen melodías

de un aire dulce y sonoro

de ángeles

que intuyen

la paz y armonía,

en un solo, un dúo, un trío

un cuarteto…

en improvisaciones

radiantes de un jazz

complaciente…

y un rock suavecito

que eriza las pieles.

©José Angel Pineda


Caricias



Caricias

Te entrego todas

las caricias

de mi pluma

que pintan tu cuerpo

y alma

las piernas que se enredan

con los brazos

en nudos que aprietan

las miradas, penetran

laberintos de los cuerpos




los nuestros

entre nudos que tiemblan

entre los ojos abiertos

los tuyos

los míos

tan profundos

mirando hacia los cielos.

 

©José Angel Pineda

Yo canto





Yo Canto

Yo canto

Yo canto siempre

hasta lograr cantar

como el que sabe

yo escribo siempre

hasta lograr escribir

como el que sabe

Los ojos de los astros

me persiguen en sueños

los dedos enraizados

en manos que desean

que las ramas agiten

los pechos de los pájaros.

 

@José Ángel Pineda

 


Si deseas

Si deseas

Si deseas

Si deseas


Si deseas alzar el vuelo

agita tus alas y viaja al cielo

Y en hermosa fantasía

Y en vistosa maravilla

Y en el picar de una flor

Y de un jardín

del amor

satisface el gozo

pleno       

de una ilusión

delirante

 

Si deseas que te arrulle

que te ame

ámame tú

de una manera distinta

se canta, se lee y pinta

como un ave peregrina

que se desliza

en la tinta

de mis venas

y adentro de mis penas

muy adentro

y hasta el fondo

atraparme el alma.

          ©José Angel Pineda


Lo prudente



Lo prudente:

Por: José Angel Pineda

No se trata, de tapar un hoyo
del cuerpo del zapato
de la descalza vida...
Se trata de cambiar
la mente
de los genios...y sus pasos
y heridas...
y cosas de nunca
corregir supimos

No sé
si todavía hay tiempo
de emprender
la suerte.

Voy que voy



Voy que voy 



Por: José Angel Pineda



Voy que voy, que voy, subiendo

caminando, suavecito

voy leyendo y voy entrando

en la cueva del cerrito



Recorriendo el caminito

los sueños son más gozosos

veo muros, veo pozos

y una blanca paloma

que se asoma

entre las ramas

de los arbustos movientes

que levantan las verdades

que levantan las pasiones

que levantan lo sublime

que levantan lo que estime.



Voy que voy, que voy entrando

se llega al fin a la meta

se gira, se abre, se aprieta

se cierra, se abre, se agita

se mueve, se gira y grita.



soplan vientos

se oyen sonidos del viento

en verdad se oyen seres

que suspiran, que respiran

y que sienten…

las casas hablan solitas





Ya penetrando al recinto

por unas amplias entradas

no queda más que miradas

de ojos diversos

para meditar en sitio…

Luego pienso

Luego escribo

Y al desearlo me conecto

Ustedes saben de esto.


Calma la sed



Calma la sed


Por: José Angel Pineda



Calma la sed que crece

Y decrece…

es un péndulo de arena

de polvos de aguas

que todo lo que sube

baja,…y aunque no sea cierto

pasa coqueteando debajo

de lo que no es confesable

por urgente, por amable

y da pena lo cierto

y a veces no.



Suele pasar que pasa

la noche y el sereno

que es ajeno y tampoco

lo es, no tiene dueño.


Cuando me da sueño

no duermo, espero…

Cuando estoy bien despierto

duermo más, es incierto.


Calma la sed que tengas

pero con todo el ánimo

me disgusta de gusto

Y hasta me asusto

cuando salen las corrientes

arrastrando los gritos…

dame más…

que la ciencia

da una inmensa paciencia

cuando te vas y quedo solo

es como una serie de televisión

que no me gusta…

Calma la sed

con calma.

Deseo



Deseo

Por: José Angel Pineda



Deseo vida simplemente:

para verte

para escucharte

para saberte

para amarte

de la forma que sea…

del modo que tú quieras…

a la manera tuya…

haremos lo que deseas

sentarme junto a la ventana cuando escribo

el alma de tu cuerpo

el cuerpo de tu alma

deseo pintar poemas y cantos

para demostrarte que eres bella

deseo escuchar música del alma

de nuestras vibraciones

que puedas ver con el pensamiento

y del que puedas tocar con tu mirada

tan cercana como los ojos de tu mente

dormir y despertar suave, sin prisas, sin temores.

Y en el medio…

hacer el amor suave, dulce, despacio…

con el pensamiento apretando

nuestros cuerpos sedientos

de ternura.

Murió la poesía



“EPIGRAMA
Al perderte yo a ti,
tú y yo hemos perdido:


yo, porque tú eras
lo que yo más amaba,




y tú, porque yo era
el que te amaba más.


Pero de nosotros dos,
tú pierdes más que yo:


porque yo podré
amar a otras
como te amaba a ti,


pero a ti nadie te amará
como te amaba yo.


Muchachas que algún día
leáis emocionadas estos versos


Y soñéis con un poeta


Sabed que yo los hice
para una como vosotras


y que fue en vano.


"Ernesto Cardenal”
------------------------------------------


Murió la poesía


-Joan Pined


Murió la poesía


Murió el sentimiento
el Romántico último
el ultimo romántico
fue el poeta Cardenal
Ernesto es un legado
de ese mundo “moderno y complicado”
el poeta que amó a Darío
Y al Dios de los pobres


Que aprendió hacer poemas
en el Solentiname de la vida...


Vilipendiado y burlado por un papa
y otros brujos de la palabra y la tortura.
Y confiscaron hasta su muerte
En un vulgar escenario de voces inframundas...


Y delincuentes, de cerebros putrefactos
y demenciales que repiten como los loros
sirvientes de los imbéciles
enviados por Tirana al templo de las mentes
más evolucionadas…


Tirana es muerta viva, un zombi
que con un cinismo de barbarie surrealista
asesina la inteligencia día a día


El Cristo nuestro de cada día
ultrajado y de espinas coronado
-El Hombre, el poeta, el cura que tomó opción
por los pobres como Arnulfo Romero
que deambula por las calles del Salvador
que muere en las montañas
de hambre y de mísera ignorancia
ahí está su legado…
levanten las miradas
hacia todos los cielos.


Su alma queda en gentes
En las mentes de la resurrección
su poesía es la vida
que rechaza el tirano
que odió siempre una sacerdotisa
en pactos con el diablo…
la hija de un demonio aún desconocido.


No marcha hacia otra parte...
El poeta
Se queda con nosotros
tristes están entre las flores
Los ríos y hasta el viento
-se acordarán de sus poemas…
Los Salmos y Epigramas
La biblia de los pobres, el canto cósmico
El canto de la tierra y el los coros de ángeles


Los últimos románticos
Ya desaparecieron…
No dejemos que solo queden vivos
los imbéciles/…aunque de ser verdad
lo cierto, hace mucho tiempo
que murieron…

La máscara



La máscara

Autor: José Ángel Pineda

El poeta, su poesía
el amor
benditas las "bendiciones"
-nunca entendí eso realmente
-siempre lo entendí al revés
porque siempre el que eleva
esa sagrada palabra
resulta ser un falsario
y a veces uno no sabe
¿quién te bendice?
¿quién le dio ese privilegio sacrosanto?
...y hermano me conseguí una iglesia
dijo un abogado, después que la dejó en prenda
un predicador fracasado...
el abogado le aplicó la ley.
y se hizo de esos...
bueno, no es así...
hay unos que son buenos...
de todos modos perdón
pido para ellos aunque sepan lo que hacen
por que se volvió predicador el abogado...
y sus amigas le decían sudorosas
satisfechas y plenas ¡Bendiciones!
el amor, el desamor, el desatino, pan y vino
y se fue por el camino, vivir por vivir
no solo por existir
sin engaños/...
¿quien dijo eso?
si el engaño es lo más dulce
a los oídos...
decir la verdad es un asunto serio
so pena de castigo y caer
en la máscara negra o mano blanca
amigo...
y la ilusión de la vida
de vivir el amor...
Yo pienso en el amor
con demasía de gotas
torrenciales, lluvias de agua viva
y un paseo en el parque...
hablando y sonriendo en la locura
sin temor...y esa fruta hermosa...
que compartes.

Escaleras



Escaleras
Autor: José Angel Pineda

Las escaleras son a veces

divinas para la mente

divinas para el alivio

divinas para llegar

alguna parte...

no es descuido

es fatiga...

hay que tener cuidado

de no tropezar.

ve por detrás...

sube y protege

puedes caer...

en tentaciones...

síguela

para que la salves.

de no caer.

Querido Rubén











Querido Rubén


Por: José Angel Pineda


Yo podría decirte con decencia

que los poetas, ya todos se acabaron,

la incidencia del mal agita al asno

cerebro blanco sin gris y sin azul

se suicidaron por escorias.


Más la "paciente impaciencia"

penetra calaveras de politiquistas

es retórica que no tiene clemencia...

lástima que el infierno es puro cuento.

Y se hicieron mugres pestilentes

con los abrazos de la hipocresía

vomitan besos de fuego sulfuroso

con gargajos verdes...

y

hay / existen en corbatas

fingidas

las piltrafas descoloridas

más no viven...

Solo muecas heladas

sonrisas a la fuerza de pujo

es la triste demencia

de este mundo si almas

de este mundo maldito...

benditos por mediocres

infalibles de la gracias de ser

borregos cortesanos...

de las letras serviles

sin pensamiento, sin razón.

Esclavos son de la ignorancia

que es la involución social

de los bergantes guapos

que pasan que pasan...

y la gente ni lee, solo mira

siente, pero no certifica

las tripas que se lo hartan...

hasta quedarse mudos conversos

y rezan nuevos dioses...

Perversos tiradores de la infamia

tirando amores increíbles

como un pedo iracundo

como una mierda rápida

con ganas de morir en el instante

porque el hedor es supremo

insoportable.

El sexo del aguacate



El sexo del aguacate

Por : Jose Angel Pineda

Con esos precios...subiendo
día a día
noche a noche
seg♪n sea la compra que se vende...
me recomiendo...solidaridad
no caridad...sensual y
me abstengo de comprar
sexo...de siempre.
Sé que todo se vende - todo
ya sé.../...sabemos.
sabemos eso y mentimos eso.
la cobija no me da para una cana al aire...
me doy alimento de alma y cuerpo
y cantos...y poesía...y lo posible
que algunos ya no tienen...y sigo
por ese camino...y siguen...
por ese camino hacia donde vamos...
al polvo...
el polvo no se compra
es lo que recibes de la vida...
al menos debe ser un polvo enamorado
como dijo el poeta.

el dinero no existirá entre nosotros
el dinero no existirá ni en los abismos
entre los más y los menos...

los más mueren de hambre
y de todo
los menos viven de los más...
que tampoco tendrán
a los menos...

Aún...
Aunque
todo se vende - todo
y todo es todo.
y ese poeta que compraba aguacates
con poemas de lujo y
demuestra en sus versos la doble moral
del becerro vilipendiado de oro que co habita
en las mentes nuestras
en todas...
las mentes...
bueno...¡no es locura!
es la cordura de la máxima realización humana.

¿Saben cuanto cuesta un aguacate?
- es una fruta suntuaria
como las otras y otras sabrosas
de presumir de los menos...
los más la conocen...
y algunos / muy pocos
la toman en sus brazos
pero siempre la poseen los menos...
en abundancia cretina e insabora
y cuando la tienen un ratito los más
un rato / pequeño rato
se la arrebatan
los menos.
de prisa y voraces e insípidos
pretendientes inmortales...

*Imagen capturada
con letras biendecidas.

Capricho



Capricho



Hay milagros que se venden

sin costos/ …de oficio

y otros que solos aparecen

como sacrificio…



de cuerpos/ de almas/ de amores

que se vienen derrumbando

con un aire de lágrimas/ pesares

y oraciones/ callando



a lo diverso/ entra la moral

y lo hace perverso/…y da temor

en sentir que esa flor/ coral

de voces complejas/ es pudor



de la sangre de una espina

que rocía/ roja brisa/ penetrante

como clavos del que termina

doliente/ incesante/ tocante



de la piel/ intolerante/ fugitivo

romántica/ religiosa/ satisfecha

variante/ incandescente/ exente

de las curiosas culpas/ tentativo



de lo que siempre

espero

con anhelos con pasión

esmero

de estrenarte en canción

de bajarte el corazón

y lo que tengas encima

en una franca ilusión



fiero

por esa sensación

voraz/ penitente...

de luz/… de ese color de piel

sedienta

quiero

ese olor inclemente de café

ese sabor a sal del mar/ del sudor

que expeles por tus poros/ polvo y agua

tierra de fatiga insolente...

sangre que me circulas

rápida/... ese hermoso templo

de la cruz/ que me ciega

el calvario de la espera

de esperarte...de empezarte

a sufrir/ por amarte segundos

de sentir eso raro

en medio de la nada

y en medio de lo todo

soberbio/ sublime/ caprichoso

certero

de extremo a extremo

sin perder ese espacio

mágico y el cielo...

venerable

deseo...





©Jose Angel Pineda, 13 de abril del 2019

El Disparate

El Disparate de carnaval (Goya)




El Disparate 




Guatusa necesaria-dame una luz plagiaria de la sangre del pueblo. - 

Sin Amor- sin Odio/el tiro 22 quedó disparado y se hundió 

en el fango politiquero/ con los efectos cinematográficos del trovador 

empresario que quedó perplejo y que no es ningún pendejo.

sin atinar al blanco/ se quedó como la leyenda negra 

de una guerra entre orejas y vándalos/ 

las canciones que morían/ que también mataron gente/

selva/ animales / "guerra solo muertos" 

de canciones difuntas/ porque se enterraron miserablemente 

y resucitaron ya sin dedos- ya sin voces encontradas 

en la maleza/entre lo religioso y lo anticlerical / 

contradicciones de una lucha por igualdades sociales/

donde una empresa privada protagoniza un rol revolucionario

y un enriquecimiento de años bajo la sombra del monstruo 

que se hizo como ellos/ alimentado por ellos/

poderoso por ellos… 





Pretendida olvidada tentación/

que ningún camino regula la materia/ donde los líderes

se aplauden entre ellos/ cívicos se hacen llamar/

prefiero cantar como viento lento y suave...

Y si acaso encontrar una lenta transfusión de fluidos

en pieles reposadas y suaves manantiales de brisas fuertes/

de amorosas piernas temblorosas de fríos y de miedos/ y demás/

con déficit de calorías humanas desde los extremos

suaves de los pies al enredado cabello de hembra bien plantada/

verdadera/ sensual en torrenciales/ sonidos en poesías...

que suceden en una cama y mesa/ en el humo de una chica/ 

en el motel de verde esparcimiento/ en una calle del traidor de los abrazos/

en los aplausos fríos de un teatro/ en calientes lechos deleitosos/

en los besos mojados de licores y vinos/ en los placeres perfumados/ 

en las cosas sencillas/ complicadas/ cotidianas- en nuestros 

romances de utopías de cargar nuevos fusiles que disparen rosas

... y volver a intentarlo hasta que salga una descarga de espinas/ 

que hiera la vida moribunda y calme el silencio que ensordece 

las risas y que alimenta los reflejos de las luces que se ven en tus ojos/

para quedar con esa mentira impresionante/ 

de que ya está amaneciendo/ 

cuando la noche es demasiado larga para alcanzarla 

con gritos de torturados/ presos / difuntos/ 

que van quedando en el olvido/ cierto es que los otros

/ los pasados / de esos ya ni se habla/ porque tampoco importan. 

El político sueña febrilmente en hacer de una dictadura

una propiedad privada/o al revés. 

Caminen los que todavía tiene pies y enormes manos 

para abrazar la gloria y la fortuna. – 


©José Ángel Pineda, 29 de septiembre del 2018

Ingravidez << (Joan Pined) >>

Para agrandar de CLIC


Ingravidez




Cuando tú me vienes

yo me iba, cuando te quedas

me abrazas la sonrisa con tus labios.

Me siento triste cuando te vas muy sola,

yo quedo sin belleza en ese instante.

Me arrastra la soledad hacia un abismo

que no consigo rescatarte de lo mismo.




Logro encontrar de nuevo una sonrisa tuya,

una caricia tierna, un delicado gesto,

una simple voz que alienta mis miradas

las tuyas, tus palabras, las mías…

necesariamente delicadas en

lo estrecho, ese momento

donde precisamente estamos

siempre de acuerdo. -







Deseo de un verso que transcurra

en un pensamiento despacio,

un poema cantado levemente …

en un sentimiento armado de paciencia

con una alegría tierna

de espacios sin miedos del vacío

al vacío de alegrías y angustias

de mentes/ almas que se juntan

manos que aprietan,

pies caminantes

bellas ilusiones sin alterar las aguas.







Sueño con hermosos ríos

derramados/ fluyendo

en cascadas cristalinas

placenteras/ sonidos armoniosos,

que gotean/ golpean la vida obsequiosa

de un camino/ de una línea/ de giros

de unas vidas tan dulces/ tan sencillas/

que habita en nuestra desnudez

el antagonismo gravitatorio/

ardiente de centro de cimas

de simas/ de filos que cortan la piel

y el abismo que muerde

impostergable…

impaciente…

instante/que se llama vida

del final de finales

del diálogo amoroso… (…) …






©José Ángel Pineda, 01 de septiembre del 2018

Lira de cinco cuerdas




Lira de cinco cuerdas

I

Mi guitarra son ecos

de los tiempos de serenatas/ idos

por esos ojos huecos

de fascinantes cuidos

con las extasías de los descuidos.

II

de aquellas lunas frías

de bestias caminantes sin destino

y con las alegrías

de aquel cantar tan fino

adornado de flores el camino.

III

¿Quién sabe que es el canto?

¡Quién no ha cantado nunca/ no ha vivido!

-Se va/ se viene el llanto

Las lágrimas, sentido

profundo/ la sonrisa de un gemido.

IV

Las cuerdas se revientan

por la euforia de profundos sentires

las mujeres que tientan

no dejan que las mires

quieren en esa noche/ los delires.

V

Siempre sientes placer/

su cuerpo de mujer acariciado

nunca se hizo doler 


sentir lo disfrutado

solo tu guitarra sabe lo amado.



                                         ©José Angel Pineda, 14 de agosto de 2018