Mostrando entradas con la etiqueta Cultura Nica. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Cultura Nica. Mostrar todas las entradas

Todos aconsejan

 


Todos aconsejan

 

Todos aconsejan remedios,

remedios para la muerte,

remedios para la vida,

no uses eso: dicen…

ponte aquello: dicen…

no comas eso,

come aquello, y bebe agua

¡No te dan ni agua!

es la gente…

y más la gente de la televisión

y más la gente de las redes modernas

de comunicación des comunicada,

de arte de contra arte,

de cultura y contracultura,

al revés y al derecho

y de frente y por detrás.

-no salgas a la calle,

ve a dar una vuelta,

camina, ama,… es saludable,

-no ames, nadie lo hace

en estos días y en otros,… nunca.

en ninguno de los días…

en las noches, el sexo no lo hagas

¡hazlo!

 

 

no quieras a nadie,

no valen la pena querer gentes,

sí valen la pena querer entes y gentes,

ayuda a los demás…

-no agradecen…

muérete: me dicen…

víveme les digo…

hay cosas que yo decido,

casi todas,

casi todas las deciden otros.

©José Ángel Pineda

 

 

 

Un arte





Un arte

 

Luminiscencia precavida

insatisfecha, llegas a pintarte

los tatuajes del capricho

in concebida

in concedida

en la lujuria oculta

en la otra cara

que no vemos la luna

no se ve, das la vuelta

impecable enamoras

los amores

todos

los astros son tuyos

y las piedras también

el gemido

el llanto la amargura

la dulzura

sí coges una estrella

coges lo que sea

que satisfaga las ansias

que vuela el pensamiento

en cuerpos distintos

en algún rincón

siempre se esconde

lo que buscas.

©José Ángel Pineda

 

El amor

 

El amor

El amor es una probabilidad

matemática de cálculo

y estadística, siempre brilla

en apariencia…

como una ciencia enigmática

con paciencia esquizofrénica

andamos hasta el pináculo

de los montes venusinos

escalamos la sensibilidad

de una flor

de un jardín

y se disfrutan

renovados intereses

y te creces

con muy pocas diferencias

haces de la relativa verdad

la mentira relativa

y los labios;

tan urgentes…

y las cosas aparentes

y el fuego y todos,

los dementes…

que estructuran la divina

falsedad de las pasiones…

y las buenas intenciones

que son malas tentaciones

nos evocan las canciones

que de verdad son intensas

de lluvias, de falsedades

intentos de fantasías

lamentos, gritos y llantos

las lágrimas son los mares

que humedecen melodías

del amor, que no se sabe

que es, lo que es…

¿usted sabe lo qué es?

©José Ángel Pineda.

 

 

 

 

 

Desencanto


Desencanto


Libre de la gente, es una quimera

que se desnuda en crueles desencantos

y que es mejor tenerlos en primera

página del libro inmenso de cantos,

 

con sentimientos profundos, frontera

necesaria, que atraviesan los llantos,

mascaradas, y la mirada, artera

carcajada, cinismo de un espanto

 

que refleja tu espejo, sin mirarte

en aguas cristalinas, y se acaba

el misterio, se apaga el sortilegio,

 

la maldad detenida, con el arte

y con gran sentimiento del que amaba

una vida con acordes y arpegio.

                                         ©José Ángel Pineda.



La poesía intensa





La poesía intensa

(Soneto)

Tiene fuerza motriz apasionante
que da felicidad a un nacimiento
de un pequeño gesto de ternura, ante
una aventura impuesta de un lamento.

La verdad se presenta únicamente
cuando los hechos tuercen la dulzura,
la resistencia aturde lentamente,
vamos perdiendo, a pasos, la cordura.

la poesía intensa y al desnudo
puede hacer lo que YO nunca podría;
unir a los demás en un misterio.

la poesía intensa, es un diamante,
que brilla, iluminando el pensamiento
de uno, todos, amarse en un instante.

                                                      ©José Ángel Pineda.

A veces...




A veces... 

A veces uno piensa que lo aman,

y estás muy seguro, cierto es que te ilusionas...

y estás siempre agradando...

luego viene una furia de dudas

y llegas a la conclusión de que todo es una broma incierta,

que es una parranda de engaños

y desengaños...

en una borrachera de encantos.

Al final de la tarde te das cuenta, de la falsedad del buen gusto,

del agrado hechicero, ...

y sin embargo sigues ahí

en una loca conveniencia,

no hay amor ni cariño,

es una broma de buen gusto,

solo se trata de canjes...

Para mi piel muy romántica

no encuentro la bala que pueda darme un beso en la frente, ...

y morirme de risa. 

                      ©José Ángel Pineda


Nos ilusionamos



Nos ilusionamos

Creemos que las conexiones ligan siempre, que las vinculaciones afectivas son perpetuas, y que no se sacuden los pensamientos y las emociones se agitan, se excitan, se calientan, y toman otras formas, otros paradigmas, y se dan transformaciones, desde llevaderas a dramáticas.

Todo esto y más, en el propicio entorno, en el medio, el ambiente y las eventualidades nos permutan la piel del alma.

 

nada es estático,

todo se transforma,

son los cambios de los vientos

que pueden hacernos

perder el control

y alterar nuestras convivencias

y tratos,

y nacen los desajustes, discrepancias

que nos vuelven hostiles

hacia los demás…

nos cambiamos las camisas…

y hasta perdemos nuestra coincidencia,

nos volvemos otros…

nos pasamos de un extremo

a otro extremo con suma facilidad,

somos como hojas de los árboles

a la deriva, como vuelos de moscas,

vamos por ahí buscando cosas,

no encontramos, pero seguimos

buscando…

¿Pero qué buscamos?

©José Ángel Pineda.


Tenía placeres increíbles




Tenía placeres increíbles

 

Tocaba la guitarra, mi voz

acompañaba era

por las calles de silencios

y las casas que pasaban

como vagones

sin ruidos


aceitadas clavijas

y el afinado de primera

cuerdas, maderas, dedos

garganta sedienta de veneno

y uno que otro alarido

en el sereno…




y algún desafinado

que era mi yo, posible

de encontrar una noche

placentera…

que siempre o casi

se daba la cantata

y entonces era feliz

ninguna mujer se enamoró

del trovador, mi yo, posible,

al menos todas eran mías

esas noches.

y de mi sé de cierto, que no

pero del canto sí…

y eran mías todas las mujeres.

esas noches.

                                                   ©José Ángel Pineda.

 


Caricias



Caricias

Te entrego todas

las caricias

de mi pluma

que pintan tu cuerpo

y alma

las piernas que se enredan

con los brazos

en nudos que aprietan

las miradas, penetran

laberintos de los cuerpos




los nuestros

entre nudos que tiemblan

entre los ojos abiertos

los tuyos

los míos

tan profundos

mirando hacia los cielos.

 

©José Angel Pineda

Yo canto





Yo Canto

Yo canto

Yo canto siempre

hasta lograr cantar

como el que sabe

yo escribo siempre

hasta lograr escribir

como el que sabe

Los ojos de los astros

me persiguen en sueños

los dedos enraizados

en manos que desean

que las ramas agiten

los pechos de los pájaros.

 

@José Ángel Pineda

 


Un escultura sencilla para Ernesto Cardenal



“EPIGRAMA
Al perderte yo a ti,
tú y yo hemos perdido:

yo, porque tú eras
lo que yo más amaba,


y tú, porque yo era
el que te amaba más.

Pero de nosotros dos,
tú pierdes más que yo:

porque yo podré
amar a otras
como te amaba a ti,

pero a ti nadie te amará
como te amaba yo.

Muchachas que algún día
leáis emocionadas estos versos

Y soñéis con un poeta

Sabed que yo los hice
para una como vosotras

y que fue en vano.

"Ernesto Cardenal”
------------------------------------------

Murió la poesía

-Joan Pined

Murió la poesía

Murió el sentimiento
el Romántico último
el ultimo romántico
fue el poeta Cardenal
Ernesto es un legado
de ese mundo “moderno y complicado”
el poeta que amó a Darío
Y al Dios de los pobres

Que aprendió hacer poemas
en el Solentiname de la vida...

Vilipendiado y burlado por un papa
y otros brujos de la palabra y la tortura.
Y confiscaron hasta su muerte
En un vulgar escenario de voces inframundas...

Y delincuentes, de cerebros putrefactos
y demenciales que repiten como los loros
sirvientes de los imbéciles
enviados por Tirana al templo de las mentes
más evolucionadas…

Tirana es muerta viva, un zombi
que con un cinismo de barbarie surrealista
asesina la inteligencia día a día

El Cristo nuestro de cada día
ultrajado y de espinas coronado
-El Hombre, el poeta, el cura que tomó opción
por los pobres como Arnulfo Romero
que deambula por las calles del Salvador
que muere en las montañas
de hambre y de mísera ignorancia
ahí está su legado…
levanten las miradas
hacia todos los cielos.

Su alma queda en gentes
En las mentes de la resurrección
su poesía es la vida
que rechaza el tirano
que odió siempre una sacerdotisa
en pactos con el diablo…
la hija de un demonio aún desconocido.

No marcha hacia otra parte...
El poeta
Se queda con nosotros
tristes están entre las flores
Los ríos y hasta el viento
-se acordarán de sus poemas…
Los Salmos y Epigramas
La biblia de los pobres, el canto cósmico
El canto de la tierra y el los coros de ángeles

Los últimos románticos
Ya desaparecieron…
No dejemos que solo queden vivos
los imbéciles/…aunque de ser verdad
lo cierto, hace mucho tiempo
que murieron…

Murió la poesía



“EPIGRAMA
Al perderte yo a ti,
tú y yo hemos perdido:


yo, porque tú eras
lo que yo más amaba,




y tú, porque yo era
el que te amaba más.


Pero de nosotros dos,
tú pierdes más que yo:


porque yo podré
amar a otras
como te amaba a ti,


pero a ti nadie te amará
como te amaba yo.


Muchachas que algún día
leáis emocionadas estos versos


Y soñéis con un poeta


Sabed que yo los hice
para una como vosotras


y que fue en vano.


"Ernesto Cardenal”
------------------------------------------


Murió la poesía


-Joan Pined


Murió la poesía


Murió el sentimiento
el Romántico último
el ultimo romántico
fue el poeta Cardenal
Ernesto es un legado
de ese mundo “moderno y complicado”
el poeta que amó a Darío
Y al Dios de los pobres


Que aprendió hacer poemas
en el Solentiname de la vida...


Vilipendiado y burlado por un papa
y otros brujos de la palabra y la tortura.
Y confiscaron hasta su muerte
En un vulgar escenario de voces inframundas...


Y delincuentes, de cerebros putrefactos
y demenciales que repiten como los loros
sirvientes de los imbéciles
enviados por Tirana al templo de las mentes
más evolucionadas…


Tirana es muerta viva, un zombi
que con un cinismo de barbarie surrealista
asesina la inteligencia día a día


El Cristo nuestro de cada día
ultrajado y de espinas coronado
-El Hombre, el poeta, el cura que tomó opción
por los pobres como Arnulfo Romero
que deambula por las calles del Salvador
que muere en las montañas
de hambre y de mísera ignorancia
ahí está su legado…
levanten las miradas
hacia todos los cielos.


Su alma queda en gentes
En las mentes de la resurrección
su poesía es la vida
que rechaza el tirano
que odió siempre una sacerdotisa
en pactos con el diablo…
la hija de un demonio aún desconocido.


No marcha hacia otra parte...
El poeta
Se queda con nosotros
tristes están entre las flores
Los ríos y hasta el viento
-se acordarán de sus poemas…
Los Salmos y Epigramas
La biblia de los pobres, el canto cósmico
El canto de la tierra y el los coros de ángeles


Los últimos románticos
Ya desaparecieron…
No dejemos que solo queden vivos
los imbéciles/…aunque de ser verdad
lo cierto, hace mucho tiempo
que murieron…