Mostrando entradas con la etiqueta Fotopoemas. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Fotopoemas. Mostrar todas las entradas

Te quiero

 






Te quiero



Atrapar distancias

a trepar colinas

a gatear, a mojar lo todo

a gotas de mar

a aguas de sudor y miel

a brisas de arena finita

a sonrisas de esas que matan

a caricias de esas que muerden

a luces de soles ardientes

a fríos calientes

a brumas oscuras

a nieblas espesas

a aires de amiga

a besos de lengua en palabra

a corta distancia, a largos suspiros

a cielo, a canción, a melodía

a poema, a libro, a mesa, a candil

a sueños sin dueños, los sueños…

los míos.



-Joan Pined


Sed ( Madrigal)

 



Sed

 

Sed de calor de labios,

abriendo en la aurora, deja las sombras

muy atrás de sus huellas,

la caricia que va quedando sola

por la plenitud de momentos idos

de una dicha fugaz y de solaz;

el calor de esos labios,

necesarios instantes,

debo beber, tomar

del delicado tiento

en el desierto, con la piel ardiente

de ella, sus labios que esperan colmarme.

 

©José Ángel Pineda



Estreno: Autor : José Ángel Pineda

 

https://www.amazon.com/dp/B08TQGGBKT

Estreno

 

El comienzo de todo es la mirada,

la vista sutil que todo lo cuenta

en este canto, y una voz que tienta,

esa desnuda piel del alma amada.

 

Surge de pronto la pregunta ansiada,

no para saciar todos mis antojos,

se vive acariciando los enojos

¿Debo escoger, entre todo, la nada?

 

La delicia de inicio es el temblor

de las piernas, el prólogo irredento

del cristalino y naciente furor,

 

solo es una vez el tímido tiento,

la ternura es el especial sabor

¡no importa! encontrar el amor, intento.

 

©José Ángel Pineda


https://www.amazon.com/dp/B08TQGGBKT


 

Cuatros poemas de un tiro/...José Angel Pineda


Poesía

Hablan las malas lenguas

de gentes, de la gente

y al revés.

Hablan las buenas lenguas

del placer

en el cielo

de la dulce gloria,

las buenas y las malas

lenguas, son las mismas,

solo que con diversidad

del alma nuestra,

se muestra

y se alterna divina,

en la belleza

de la poesía.

©José Ángel Pineda

 

 


Construir un mundo


Construir un mundo

muy completo…

que no falte el aire

ni la brisa

que no falte la luz, ni una sonrisa

cada día,

que no falta el alimento

cada día,

que no falte el amor,

que no haya fríos

por las noches.

©José Ángel Pineda

 


La ausencia

 

De mi amor,

esa alguien que me importa,

que me importa

porque sí, que me da ganas

porque sí, que sí me importa,

darle ganas de las ganas

de todo lo que me da ganas,

que también le dan las ganas,

de esos todos tan íntimos

de enrollarnos, de quebrarnos,

de abrazarnos hecho un rollo

de pasiones…

de acariciarnos las ganas

de importarnos, de intimarnos

en lo que se nos venga en ganas.

                                                  ©José Ángel Pineda

 

 



Instantes

Debemos darnos más vida

a los instantes

que sabemos,

que conocemos

que son del alma las delicias,

que son esos instantes las caricias.

No podemos darnos instantes perpetuos

no puedes darme instantes

que no se extinga el fuego

no puedo darte fuegos eternos

en instantes infinitos.

Debemos darnos más vida

en los instantes.

©José Ángel Pineda

 

La Rosa

 


La Rosa

La rosa es a la espina

lo que el aire al gemido

al herido gemido de la ausencia

a la presencia, a la rutina

divina no es precisa

la inclemencia

de los días que trasiegan

amores mudos y temores

el canto apagado

el poema encendido

de una vela…

que calienta las noches

solitarias

y una mano que siento

que me toca.

 

©José Ángel Pineda



Un arte





Un arte

 

Luminiscencia precavida

insatisfecha, llegas a pintarte

los tatuajes del capricho

in concebida

in concedida

en la lujuria oculta

en la otra cara

que no vemos la luna

no se ve, das la vuelta

impecable enamoras

los amores

todos

los astros son tuyos

y las piedras también

el gemido

el llanto la amargura

la dulzura

sí coges una estrella

coges lo que sea

que satisfaga las ansias

que vuela el pensamiento

en cuerpos distintos

en algún rincón

siempre se esconde

lo que buscas.

©José Ángel Pineda

 

La poesía intensa





La poesía intensa

(Soneto)

Tiene fuerza motriz apasionante
que da felicidad a un nacimiento
de un pequeño gesto de ternura, ante
una aventura impuesta de un lamento.

La verdad se presenta únicamente
cuando los hechos tuercen la dulzura,
la resistencia aturde lentamente,
vamos perdiendo, a pasos, la cordura.

la poesía intensa y al desnudo
puede hacer lo que YO nunca podría;
unir a los demás en un misterio.

la poesía intensa, es un diamante,
que brilla, iluminando el pensamiento
de uno, todos, amarse en un instante.

                                                      ©José Ángel Pineda.

Tres poemas desencantados





Tres poemas desencantados



Ojo de una aguja



Enredado de letras

y de ritmos

el viento se aburre

de mis versos

ya nadie quieres ver

mis poemas, tan simples

como el café amargo

pensé que la gente era una mar

que alcanzaba en el ojo de una aguja.

                                              ©José Ángel Pineda.

Confuso



Se llenaba el cielo...

de ríos de nubes que corrían

desordenadamente

hacia algunas miradas

de rumores.

No voy a negar que estoy confuso

apenas me encuentro.

                                                        ©José Ángel Pineda.

Enfermo


No voy a negar que estamos enfermos

unos de algo, otros de todo

pero sí, declaro estoy enfermo

pero me animo

y sigo deletreando

algún cuerpo de mujer

con una lengua tensa

y húmeda...

las mujeres se ponen

incomprensibles

son capaces de matarte

sí le das un abrazo

un cariño, un detalle

o un beso...

entre más amor les brindas

más incómodas se ponen

y hasta pueden degollarte,

y quemarte...

                                                                  ©José Ángel Pineda.


El polvo celeste



El polvo celeste

 

Morder el polvo, lo dicho

por no sacudirse del polvo,

polvo viento, polvo arena,

capricho

de todo polvo.


Las estrellas y un polvo en una taza

de un café de lunas, no predicho.

La gran inmensidad, pequeño nicho

es el universo que se entrelaza

entre piernas

pies y manos

y algo que falte…

que quizá usted conozca

que nos quiera usted ayudar

que es complicado explicar,

y entender, ... y fácil de acariciar.

 

Somos polvos de estrellas

y con ellas devenimos diligentes,

no te apresures, que es amarte

hasta el final…

porque la verdad de los caminos

de leche, esa vía de galaxias

polvos y más polvos, polvos

de esos polvos,

nos hacemos...

Nada está completamente hecho,

acabado y terminado.

 

Con los polvos,

se hacen las cosas más bellas;

las estrellas.

Los polvos crean los entes

del cosmos,

de otros polvos,

nacen gentes...

las creaciones, las mentes

que recrean todo arte,

...y esa gran explosión

de amor, esta teoría

tan compleja

y

expansiva, aún avanza,

es el delirio de amor,

más excitante,

la creativa evolución…

sigue adelante,

Si deseas ser amante

de ese polvo estelar

debes ser polvo divino.

Y esa enorme creación

que no termina

que no acaba

la pasión.

 

©José Ángel Pineda.

 

Fin de los entes



Fin de los entes



El cambio climático se acelera,

con frenesí te enloqueces, ¡oh tierra!

es tu naturaleza sudorosa y excitada,

en una danza macabra que persiste

extasiada.



Destroza el humano, todo ser, todo lo bello

con una crueldad ilimitada, de algo que piensa

y que destruyen los entes y se suicida…

es el inmenso hábitat natural …

que perdura.



La tierra no se muere…

se revitalizará

al morir el humano que asesina su entorno

la tierra cambiará y será verde y sin humos

los seres morirán

seremos polvos, tierra,

no es una paradoja

de la energía vital y la materia.



El pensamiento y la razón humana

asesina animal y vegetal continuamente.

¿qué fracasó en este diseño, que parece perfecto?

-Creo que es un juego de los dioses estelares

Y en la musicalidad etérea cosmopolita

donde habitan otros, muchos

y quizá cautelosos,

quizá avanzado el pensamiento

de mente evolucionada, sobre todo.

Acá lo que hubo…

fue un simulacro…

de vanidades, de cinismos, de arrogancias

creernos poderosos, cuando no somos nada

en medio de la nada.



© José Ángel Pineda





"El eterno femenino puede tornar humano lo divino." Rubén Darío



"El eterno femenino puede tornar humano lo divino."
Rubén Darío
--------------------------------------------------
La Mujer...
al dar la vida...
hace que me vuelva
humano.
es la que enseña
el camino...
la musa de mis poemas
que nos hace eternos
aunque es compartido el nacer
el nacer y el vivir la vida
por ella mujer sin miedo
en la defensa de los seres
más queridos
somos un tanto distintos

aunque complementarios
hay algo, hay algo
que suelta el pensamiento...
a divagar...
-¡el porqué de lo divino!


es la que siempre nos cuida
nos mima...nos hace cosas divinas
el humano femenino
es eterno en el poeta
pero de cualquier manera
esta frase me ha dejado
pensativo.
¿qué es el eterno femenino?
¿es humano, lo divino?


Jose Angel Pineda 17 de noviembre de 2019

Placer de leer



Placer de leer

La poesía/ el afán de Darío.

sentada lees y escuchas

los sonidos del rock/ pop/… Y los clásicos

y románticos ciertos de Mozart.

y la gramática

carece de importancia por instantes

el sentimiento es sabio

no es la academia la que sabe

como lees y en que formas

estructurales describes y lo haces

amante soy de las energías renovables

y Ambiente…

es tu verbo / tu adverbio / tu proverbio/ ese milagro

de tu cuerpo/ es la creación celestial sin ambigüedades.

No es conjetura / ciertamente atrapas los sentidos

Por los que ven tu desnudez como un mito.

en un Espacio orográficamente indescifrable

poema / acústico / lumínico/ incesante

mirada que martilla/ levanta amaneceres

en natural descuido…/ que es tan natural

como beberse un vino/ comer frutas/ pan/ ese…

alimento que satisface los sentidos

río de peces/ íntimos caprichos de pocos

desde la galaxia del deseo de lenguas…

han creado la ciencia del invento y mienten

y te hacen mercancía.

cuando inventan pecados por tu forma de leer

esas pasiones tan maravillosas.

©José Angel Pineda, 03 de nov de 2019


La mente



*El Poema encriptado en la foto es el corregido- abajo - les muestro el original.-



- La mente

Vivir sin pánicos

Vivir sin suspicacias

Vivir a piernas sueltas

Vivir a carcajadas trastornadas

Vivir soñando en disparates

Vivir afanoso en la ciencia espacial

- de los cuerpos celestes- de la esquina

- de la Andrómeda- la vecina

- de todas las galaxias- siempre opina

- de los cuásares y hoyos negros- ¡Imagina!

y blancos…y amarillos…y verdes

enanos que fastidian/ y hace cosquilla

la divina.

Vivir con energía siempre

Vivir sumiso a la mente

cura el cuerpo/ calcina

los daños.

¡Vivir siempre con las miradas hacia el cielo!



©José Angel Pineda, 28 de septiembre de 2019

Esa mujer




Esa mujer


Tampoco confundida sobre alma y divino 

tampoco tuvo el enigma de profecías 

no tuvo prohibiciones y libros de lectura 

tuvo solo una cultura. 


Su origen en la selva/ en el mar/ 

en el desierto… 

una hembra/ una mujer de esas 

una mujer de esas otras 

tan solo una mujer. 


No tuvo influencias y reglas 

algo bello/…una mujer 

sin malicia/ …con caricias 

mente virginal/…cuerpo 

divino/…sin maldad 

ni bondad/…solo cuerpo 

de una mujer abierta 

que habla con sentido 

de hembra sabia por naturaleza 

del cosmos/… de los azules 

ojos transparentes/…verdes ojos 

ojos de colores diversos. 


De aguas profundas y dulces 

intimidades de doncella 

silenciosa y prudente 

sin errores de origen 

sin cálculos…

existencial sustancia

profundos secretos de vida.

Preludio



Preludio


Tus dedos tocan mi mundo

y las estrellas, mis pensamientos

en el ojo del amor, mi alma

encontrada, y esgrimes sensaciones

vigorosas como lanzas

implacables en arpegios

a mis debilidades

Delirantes en armonías

como brisas cautivantes

en la inmensidad de la ternura

y en lo más fino

de los placeres sin censura.

©José Ángel Pineda

Radio Romántica 98.7 FM