Mostrando entradas con la etiqueta Joan Pined. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Joan Pined. Mostrar todas las entradas

Eres

 





Eres

 

Eres el aire necesario

eres el sitio acariciado

eres lo que es inesperado

eres lo más alucinado

eres la hermosa la fruta

el dolor de cabeza,

la pastilla

la sonrisa del cuerpo

la risa que no atrapo

la piel que aprieto apenas

el impulso 

el instante de gritos


la cirugía, el vientre, los sonidos

el punto exacto

la transpiración y el contacto

tu activación total dispuesta

la secreción y el tacto,  con tacto

de tus pies remolinos

de tus manos girando

el instrumento que crece

cadencioso, cuando la inspiración

del violín se hace tormento

entregada al recital exquisito

en todo su esplendor

inquietante y tranquila

se nace la belleza.


                                              Joan Pined

 

La indiferencia

 




La indiferencia




Asesina el aliento

Incrementa el perceptivo olfato,

se perforan con tornillos agudos

las ruedas del carruaje andante,

crujen sus ejes, se muerden las mentiras más alegres,

se dislocan las cosas más sentidas

se quiebran las sonrisas,

se rehúyen, se evaden los sentidos

se pierde en un segundo,

la más leve caricia se vuelve repugnante

ya no se entregan las flores

se afinan las desdichas

se descubre tan fácil la mentira

que a veces es divina y que a veces camina desganada

apática, indolente la justicia

distraída en distancias volubles ya perdidas

como descuidos tontos

notorios, escépticos

se inventan la noticia, cualquier cosa

que desanime, cualquier cosa que aburre

y desaliente…

lo peor de todo

es que acepté el sistema del suplicio

la humillación seguida,

el desvarío,

mejor decirlo como es;

siempre así ha sido.



-©Joan Pined

Ella sabe

 





Ella sabe




Ella sabe, se mira, se contempla…

se puede prescindir

de un cuerpo ajeno,

y no solo de un cuerpo que desea

sino de varios que hablan de los mismo.

Sabe lo que uno logra y que dispone

lo que necesario es, más que un incendiario

que quema las palomas con creces,

se suele prender

la roca blanca

aplastarla en el fango nauseabundo,

y hacer crecer las rosas en mañanas,

y perder varias veces las caricias desnudas,

que desnudan falsas o ciertas mentiras

las inciertas,

las verdades que flotan

de las manos que piensan

las miradas y voces y ruidos y explosiones

después del profundo silencio que dejó

la detonante bomba,

las palabras siguen hiriendo y hundiendo las pieles

en cadena.

una mano y la otra

esa pierna y aquella

una muerte que pasa,

otra vida que llega

cada vez menos cálida,

cada vez menos sólida

y nos toca tentar a tiempo alternativo

y hasta adivinar si es el puñal perfecto

que no aprendió a matar las mariposas.





©Joan Pined






Erotismo

 



Erotismo



Surge de las espumas del mar

el origen de toda vida

sensual, afrodisíaca

como la dualidad mágica

sin rostros.



Hierven las aguas venerables

de toda Venus,

sin mitos…

sin ficción,

que ama con furia,

que odia con dulzura,

y no hay manera de parar

la furia y la dulzura seductiva

de una mirada

que te deja verde y delirante

en la vida continuada

del deseo entrelazado

y frenético

que mata.

Y no hay manera de poder

escapar a esa hora suprema

y súbita, como sucesivamente

despiadada

y gloriosa.

-Joan Pined

Alegría











Alegría




Templo de Eunice

conquista destilada

gota a gota

caliente para forja , esencia

y factoría del cariño cristal,

resumen del camino

hacia la gloria…



sin límites, suficiente,

necesita de la lanza firme

y el sacrificio,

y entrega.



Destellos de ojos

que ciegan las medidas

desmedidas

caminan con aplomo

la mentes

hacia el sitio

donde se libran

las inmensas batallas

eclécticas

de la vida explícita.



-Joan Pined

 

Te quiero

 






Te quiero



Atrapar distancias

a trepar colinas

a gatear, a mojar lo todo

a gotas de mar

a aguas de sudor y miel

a brisas de arena finita

a sonrisas de esas que matan

a caricias de esas que muerden

a luces de soles ardientes

a fríos calientes

a brumas oscuras

a nieblas espesas

a aires de amiga

a besos de lengua en palabra

a corta distancia, a largos suspiros

a cielo, a canción, a melodía

a poema, a libro, a mesa, a candil

a sueños sin dueños, los sueños…

los míos.



-Joan Pined


Amor Pleno

 





Amor pleno



Como las limpias mañanas

de cantos emplumados,

de cafés sin miel

en la frescura

¡tienta locura,

tienta

el picoteo en maderas

de espejos y reflejos!

en los dianas perfectas

aún con grillos…

y siguen comunicando

mixtas ilaciones disonantes

entrándose en el día,

más allá de la imaginación

las inspiraciones de Orfeo

continúan radiando voces

y luces que suavizan,

dulcificando ilusiones

originarias de los amores plenos

de colores, pinceladas de brumas

en las manos que besan

el viento que resopla

mis entrañas.



-Joan Pined

Travesía

 


Travesía



Percibo fortuitas coincidencias

entre el estar y el ir,

entre el ir y el entrar,

entre el entrar a la gracia con paciencia, 

abrigado

entre los disparates de las sombras,

perturbado 

en sollozos con pinceladas mágicas,

y reverdeciendo espacios entre los arcos estrechos,

entre vueltas y revueltas,

entre las curvas diversas,

peligrosas, precisas, fascinantes abismos

de estructuras perfectas, 

prendiendo

cuando se descuidan los milagros, 

asombrosos adrede, 

desafiantes...



y es cuando sucede

el prodigioso incendio

de las aguas.                                                                                                                                                                                                            ©CurvasCreativasdelaHipérbole

-Joan Pined


Eres...

 


Eres...

                  el destello, que me ciega

                       el bosque, que me pierdo

                           la armonía, que me explora

                           el cuerpo, que me alza

                     el jardín, que me aflora

            la música, que me encanta

 

                         esa poesía, que me vibra

                           esa poesía…

                              que eres.

-Joan Pined

©CurvasCreativasdelaHipérbole

Chiflido






Chiflido



Las ramas se mueven

en grupas gallardas

con rítmicos trópicos

de salvajes círculos…

y pasa el alisio

chiflando en la milpa

que es tan bonita,

como “piropiando”

a un corita.

Los pájaros cantan

en la mañanita, y siguen

y siguen cantando

y él que implorando

y ella que recita.



-Joan Pined


 

Clínica


 

Clínica


La cátedra de lujo

que me lanzo a veces

sortilegio de las irradiaciones

cualquiera dice ¡bendiciones!

hasta un rótulo

que grita pantalones

en una tienda hermosa

de ilusiones

como también

de camisas y fajones.


-Joan Pined

Camino

 

Camino

https://www.facebook.com/poemasdejoanpined/posts/128654965984417




Camino



Caminado de punta a punta,

de templo a templo

camino suave,

con sol que muerde

la piel por encimita,

sin sentir el bochorno

residente

de otros desiertos,

me arrodillo por ratos

ante lo altares

de las sacras beldades.

-Joan Pined



-Joan Pined

Improvisación



Improvisación



Solo de flauta

en si

y en no...

la cara y el lado opuesto

de la luna

que dura, dura y dura

es donde colocaré mis dedos

con los tuyos

el bemol mayor en el prefacio…

espacio y despacio

entre los muslos



-Joan Pined


 

Pronto





Pronto


Sed estoica, la paciente

Inquietud que me embarga

el quererte abrazar

lo más tardío, diferido,

rezagado,

en que tus ansias

meditando profundamente

hasta el cansancio

y el aburrimiento

digan que sí.

-Joan Pined



©CurvasCreativasdelaHipérbole

Súplica

 


Súplica

  El ruido de las gentes

     ensordecen

       mi mente…

       las olas del mar

        me susurran de mil                             

        cosas diferentes…

       que me encantan.             

       No me dejen

       en soledad,

       no me abandonen

         se los suplico

          me llenan de toda

          la paz y armonía.

               

-Joan Pined

 

Mezcla

 


Mezcla

Cuando te fuiste con otro

amante…

volaba

entre mis piernas

ganas brumosas

de correrme al vacío,

y estalló en tormentas

la sangre de mis ojos

entre lágrimas de fuego

sin consuelo

y salpicaron ardientes

mi adentros más hondos

y se mezclaron

con todas mis hormonas iracundas.

-Joan Pined

©Curvascreativasdelahipérbole



Anormalidad

 

 

Anormalidad

es irrepetible
irremplazable
incomparable
insustituible
única.

En la tierra y encima
y debajo de ella,
en los contornos,
en el revoltijo de nubes y de aves,
dispuesta a la extrema locura,
a la pasión desmedida y blanca y pura.
Esa es la belleza.

-Joan Pined

©Curvascreativasdelahipérbole

 





Duele


 






                 Duele



Me mordió con sus labios

que fuertes me apretaron

la nostalgia,

cuando ya no lo hicieron

me atormentó,

me dolió tanto, tanto

golpe de cuerpos

de aquella fantasía,

y aquel ferviente abrazo

que quebró mis costillas,

me astilló en mil pedazos,

aquel día y la noche,

el alma se rompía

la piel del cielo

y la sangre ardía

en mi pecho sonaba

aún la melodía,

la ternura seguía brisando

todavía.

-Joan Pined
©Curvascreativasdelahipérbole


Así es...

 



Así es...


No hay peor canción

que la que no se canta

ni peor escrito

que no levante polvos

la poesía es de tierra

de trochas , de surcos

la peor poesía

es la que no existe

en el barro

de eso fuimos hechos

dicen…

y con un soplo

salió algo dotado de hermosura.

-Joan Pined

                                                        ©Curvascreativasdelahipérbole

Arquitectura

 




Arquitectura


Después de diseñar mi estrategia

                que no requiere táctica, ni teoría

sino praxis, emprenderé jugada

                                                  v con mi alfil

con mis manos en la obra civil

                                                 arquitectónica

empezare por tus pies

                                     luego tus piernas.

Joan Pined


                                                                          ©Curvascreativasdelahipérbole