Mostrando entradas con la etiqueta Joan Pined. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Joan Pined. Mostrar todas las entradas

Esencia




Esencia



Esencia de flores

perfume de amores

bálsamo del alma

frescor de una noche

que pasa con calma

galaxia de aromas

paisaje silvestre


¿por qué no atreverse

a romper los miedos?


-Esculpir las fallas

con suave ternura

-Tocar de lo bueno

sentir lo prendido

en días insípidos

que la gente aguanta

sin sal, sin sabor…

la gente no vive

la gente está muerta

solo ama el poema

que vive, que vibra

que no muere y, sobre todo

es dulce y es el placer

de vivir la vida

de gozar el cuerpo

el alimento…que no te

absorban la esencia de las aves

que Dios alimenta con gracia

la esencia de sentir tu alma que grita.

Y que resuena en todas

las mentes que aún piensan

por sí mismas, libres como

el viento, fuertes con el rayo


¿has visto como llueven del cielo

aguas y estrellas, fugaces

amores que tiemblan?


Hay unos que callan

hay otros que imploran


- Pero hay una cabeza difusa,

ambigua, loca, torcida

que pretende presidir

todo sentimiento.


No es justo, ni menos que eso

¡qué quieres! ¿amor y amistad,

en estos días y noches aciagos?

¿No saben acaso lo que realmente pasa?

-Hay que colmarnos de alegrías

donde la belleza sea la sustancia

de pasiones tiernas

donde la paciencia acabe

el sufrimiento…

que el amor sea el universo

que el universo seamos todos

que seamos estrellas

luz verdadera y pasión infinita.

¡no hay nada más amoroso

que ser libres!



©José Angel Pineda

Sueños en la montaña



Sueños en la montaña

(Poema ecológico)

Te estoy queriendo a gotas


espesas, impacientes…,

en la estancia fugaz,

del Ojo de agua, aquél

donde tu vanidad desnuda

perpetua

se refleja


Te estoy deseando toda,

en soledades necias,

en el que la ortodoxia

de la mística, ¡amor!

se hace lascivia.

Te estoy amando ahora,

entre los matorrales,

con ligeros sollozos,

con lágrimas de gozo,

hasta que penetra, en el verde

follaje, Un rayo luminoso

¡…Y me despierta!

Jose Angel Pineda

La lujuria

La lujuria 



Autor: Jose Angel Pineda 


¿Quién eres tú? Que tanto me ama, ¿quién eres tú que tanto me mima, ¿quién eres tú que me enterneces tanto? ... ¿Quién eres, acaso mi ángel? 


Hay siempre una lujuria que ronda en mi cabeza, la lujuria normal - esa lujuria, la lujuria de esas...pero hay un nido de lujurias peregrinas en las mentes de todas mis mentes, las tuyas, las mías, las de todos...esas son las lujurias que me tiene inquieto ---observando si en realidad satisfacen todas las pasiones, incluyendo el hambre que es la lujuria más excitante... 

La conciencia es la lujuria más abstracta, el sexo más terrible, las vísceras sangrantes, el estupor, el vicio, las veladas de cánticos...los besos, los abrazos de esos... 

sí - de esos... 

¿qué se siente en la frívola mirada satisfecha y el sentimiento de la carne indómita? 


¿y el silencio que piensa? 

¿acaso el silencio se quedó mudo por castigo, o es que la conciencia de los sueños es tan suprema y potente, tan imposible que hace demasiado ruido al sentimiento? 


-dejan escuchando a los mudos del amor 


-y a los ciegos del dolor/ la pasión extenuante 


de la suerte de locura eterna de universos y versos perdidos 


en los confines de tu piel consagrada 


en un cáliz de soledades inciertas...

Mentira




Por: José Angel Pineda

-Mentira-

Feliz mentira que amo

no es verdad, pero al menos es cierta.

es sincera y franca y honesta y agradable.

Miénteme siempre

llámame en diversas voces

y nombres de los siempre

y de los nunca de aromas

satisfechos de apenas rosas

que volaban tras de vos

de tu vestido de palmeras y de mares

de sangre de joven conociéndose

y la pena de verter la sangre

en el asiento, y la pena mía y la pena...

ámame siempre

que tu amor sea la mentira

más grandiosa

que esa mentira me haga vida

que esa vida sea una mentira

preciosa mentira la tuya y la mía

esos engaños prodigiosos

y sutiles detalles

son la mentira que se derrite

en las almas todas de mis cuerpos

que son muchos...

y pocas verdades de sentires

me imaginan contigo en los siempre

en los imaginables siempre

en la costumbre de los siempre

en las verdades de los siempre

con la máscara de plata y el puñal

que siempre brilla como un diamante.

que cubre y punza y arremeten

con audacia los siempre

los siempre...

los verdaderos sueños...

mímame...

ámame...

piénsame...

sagrada mentira del cielo

que nos hace vivir

me da vida y doy vida

esa mentira me hace vida...

de vidas.

Cuento de trochas



A Eric Nepomuceno

Cuento de trochas
Autor: José Angel Pineda

Casi logro entender

esas verdades directas

evolucionadas, a quemarropa

lanzadas son tus letras en impromptu

fantasías...

con esa improvisación que encantan

las realidades de Chopin, de Schubert,

y las melodías

cuando salen con talante de un talento

desordenado, inconcluso, imperativo

como el café instantáneo, como la violenta

razón fascista del verbo creer, del verbo amar

del verbo leer- entre una cita de Borge

y su extracto crítico, apasionado

y tirano desde adentro,

y repite con vehemencia;


¡vaya lea cabrón!

lea, ame, cree…

sobre todo, lea, como sea, pero lea

bastante hasta cansarse y luego piense

en cada letra…y tendrá una visión

y aparece un biombo de pobre satisfecho

de milagros de gente, de remiendos

y parches, en un calzón cualquiera

remendado con trozos de banderas

y amanecidas en sonrisas de esqueletos

cabalgando con aforismos parabólicos.
Y la metáfora hiperbólica:

¿qué dices del sujeto sin nombre, del traidor

de sí mismo?

_Un hombre sin nombre, son los nombres

de todos los actores de esa Obra maestra

Y que ahora, te excusas, - yo no fui- yo tampoco

-Y el imperativo de leer y de amar (Borges)

¡qué mandas a escuchar, los libros!

¿entonces el verbo escribir- es tu remanso?

¿Y cuando escribes?
¿qué pasa?

- Sé que no oyes música en tus letras…

“Creo que siempre es preferible la neurosis a la estupidez”





“Creo que siempre es preferible la neurosis a la estupidez”


― Azul... Rubén Darío
-----------------------------------------------------------------------------
La deprimente vida


Autor : José Angel Pineda

Las eternas pesadillas
mis emociones
muchas veces negativas
las ansiedades extremas
las canciones
lo que brilla y no brilla
la apariencia
y la casi demencia
la lejana cordura
los estados de ánimos
que menciona el poeta
la elocuencia repentina
las cosa pensativa
la pasión vengativa
la vida con sus esquemas
los esquemas de la ciencia
las tribulaciones...
las angustias...
tuyas, mías


...Y la estupidez
de los necios del poder
y del joder de gusto a la gente
la estulticia del gigante
enano de mente y de almas
oscuras que brotan desalmadas
la malicia reverencial
y engañosa
que te deprimen...
te enajenan, te mienten
y te enferman.

"El eterno femenino puede tornar humano lo divino." Rubén Darío



"El eterno femenino puede tornar humano lo divino."
Rubén Darío
--------------------------------------------------
La Mujer...
al dar la vida...
hace que me vuelva
humano.
es la que enseña
el camino...
la musa de mis poemas
que nos hace eternos
aunque es compartido el nacer
el nacer y el vivir la vida
por ella mujer sin miedo
en la defensa de los seres
más queridos
somos un tanto distintos

aunque complementarios
hay algo, hay algo
que suelta el pensamiento...
a divagar...
-¡el porqué de lo divino!


es la que siempre nos cuida
nos mima...nos hace cosas divinas
el humano femenino
es eterno en el poeta
pero de cualquier manera
esta frase me ha dejado
pensativo.
¿qué es el eterno femenino?
¿es humano, lo divino?


Jose Angel Pineda 17 de noviembre de 2019

Placer de leer



Placer de leer

La poesía/ el afán de Darío.

sentada lees y escuchas

los sonidos del rock/ pop/… Y los clásicos

y románticos ciertos de Mozart.

y la gramática

carece de importancia por instantes

el sentimiento es sabio

no es la academia la que sabe

como lees y en que formas

estructurales describes y lo haces

amante soy de las energías renovables

y Ambiente…

es tu verbo / tu adverbio / tu proverbio/ ese milagro

de tu cuerpo/ es la creación celestial sin ambigüedades.

No es conjetura / ciertamente atrapas los sentidos

Por los que ven tu desnudez como un mito.

en un Espacio orográficamente indescifrable

poema / acústico / lumínico/ incesante

mirada que martilla/ levanta amaneceres

en natural descuido…/ que es tan natural

como beberse un vino/ comer frutas/ pan/ ese…

alimento que satisface los sentidos

río de peces/ íntimos caprichos de pocos

desde la galaxia del deseo de lenguas…

han creado la ciencia del invento y mienten

y te hacen mercancía.

cuando inventan pecados por tu forma de leer

esas pasiones tan maravillosas.

©José Angel Pineda, 03 de nov de 2019


Capricho



Capricho



Hay milagros que se venden

sin costos/ …de oficio

y otros que solos aparecen

como sacrificio…



de cuerpos/ de almas/ de amores

que se vienen derrumbando

con un aire de lágrimas/ pesares

y oraciones/ callando



a lo diverso/ entra la moral

y lo hace perverso/…y da temor

en sentir que esa flor/ coral

de voces complejas/ es pudor



de la sangre de una espina

que rocía/ roja brisa/ penetrante

como clavos del que termina

doliente/ incesante/ tocante



de la piel/ intolerante/ fugitivo

romántica/ religiosa/ satisfecha

variante/ incandescente/ exente

de las curiosas culpas/ tentativo



de lo que siempre

espero

con anhelos con pasión

esmero

de estrenarte en canción

de bajarte el corazón

y lo que tengas encima

en una franca ilusión



fiero

por esa sensación

voraz/ penitente...

de luz/… de ese color de piel

sedienta

quiero

ese olor inclemente de café

ese sabor a sal del mar/ del sudor

que expeles por tus poros/ polvo y agua

tierra de fatiga insolente...

sangre que me circulas

rápida/... ese hermoso templo

de la cruz/ que me ciega

el calvario de la espera

de esperarte...de empezarte

a sufrir/ por amarte segundos

de sentir eso raro

en medio de la nada

y en medio de lo todo

soberbio/ sublime/ caprichoso

certero

de extremo a extremo

sin perder ese espacio

mágico y el cielo...

venerable

deseo...





©Jose Angel Pineda, 13 de abril del 2019

La magia



La magia



Adiviné tus íntimas mentiras…

Lascivas, irritantes, escondidas, encubiertas

de modo tal que eres sangre perfecta

para vampiros en las noches exactas

como las matemáticas/…los cálculos de fuego

donde la precisión es milimétrica

nunca fallar/ ese es tu santo oficio.



Vale le pena el sacrificio/ cuando me haces temblar

¿Cómo haces para matar, tan alevosamente / sin descanso?

¿La pasión / la dulzura/ las ansias/ las ternuras/

los amores/ los muchos/ los polvos dilectos/ la frescura?



Las rosadas pieles predilectas/ los ojos del verdugo

rojizos en los doce espejos donde se reflejan /…las torturas.



La amargura cuando ardan los enanos a los doce en punto

de una noche cualquiera de bohemia/ de rituales

de la magia del arcoíris/ que ya queda sin brisas…

y no salpica mis sentidos más sentidos/ idos

por detrás /con toda ella /la hechicera negra

hace alocarme y ganas de cogerla

descuidada/ en sus atrocidades con las doce arañas

cotidianas/ sociales/residentes/ hechiceros

del aire/…donde habitan/ cohabitan en mágicas

y en placenteras noches de rituales orgiásticos

y con la penitencia de suicidio masivo...


Las serpientes se declaran desplumadas

en ceremoniales de auto penitencia

de suicidio masivo y sensualmente

compasivo e inclemente

en el final de los finales

como el último polvo de los polvos.




©José Angel Pineda, 09 de abril del 2019

La quietud





La quietud



Autor: Jose Angel Pineda



Los ruidos, las estridencias fanáticas



las tormentas, el tormento, las crisis



bravías, indómitas, ingobernables



torturas en los cuerpos sangrantes



torturas en las mentes colectivas



inclusivas



de las cárceles del alma



de la despótica locura



de la humanidad…



tan humana tiranía cíclica psicópata



que trasciende a la ignorancia más sublime



con la furia de los entornos que fluyen



hacia el supremo interior de la evolución



de la avaricia, la violencia sexual



sin discriminaciones por el credo



de todas las vanidades omniscientes



insubstanciales, vacías, tímidas



de reflexiones en soledades públicas



llenas de confusiones…



La ilusión de buscar la diferencia



entre el dueño del amor absoluto



y el dueño del odio extremo solidario...



es el mito entre la caridad y la ignominia



y el pensamiento estalla, deslumbra



las verdades, no dan lugar a la meditación



Cuando el poder las ganas adelantan



sobre la música perfecta de la poesía



cruel y mentirosa de las mentes sometidas...



es la poesía de una pintura exótica



pintura de la calma, la paz del ruido



de la serenidad del placer de la espantada



noche, cuando leer la luna es respirar



las brisas, de absorber la sabiduría



sencilla, tan sencillo como escuchar



los pistilos de las flores, los sonidos



inclemente de las pasiones, los detalles



que se dan, que se reciben, como amando



las flores y las mariposas al aire limpio



como queriendo las rosas



como necesitando las frutas, sin afanes



de absorber el agua/ la tierra/ la cosecha de amor



de las cenizas y el polvo...



“Dar es Dar”, dar tranquilidad para lograr amar



una ilusión para decidir cantar:



“yo vengo a ofrecer mi corazón”



La naturaleza nos llena de armonía,



recibir es sembrar todos los días una pena



cosechar los frutos compartidos que se rozan



que vuelan, cantan, danzan en los cerros



donde nacen los ríos cristalinos



¡Tentaciones de ayer!



Hoy es casi posible el arroyo



en el alma de las selvas, y crecen



con todo, cuando se viste de verde



y de Arte natural, solo...





en la mente de la sabia quietud.




                                       ©José Angel Pineda, 30 de marzo del 2019

En el umbral



En el umbral




En el umbral

que cuando amanece

en providencial preludio

de la confusión manifiesta

de tu cuerpo y el mío

de mi cuerpo y el tuyo
habitamos a veces/desprovistos
de todo/sin nada que decirse.

Sin nada que tocarse/solo sentir vibrante

las ausencias necesarias y tristes.

y que las dulces carnes
y que los simples huesos
ácidos en las venas
sibilinas paciencias y resignaciones
de tu colmenar/ sucinto espacio
libadas ofrendas en jarros aromáticos
que vuelan los alientos
que esparcen la nostalgia
que llegan los delirios en versos.

Alegría volando en las palomas
de los pies, de las manos de una epifanía
y nimiedades trashumantes
de escarpelo y el caos delicadamente
refugiados/ equidistantes de lo complejo
y frágil/ del sutiles paradojas inquietantes.

Subiendo cuestas a gotas lentas
y encontrando el nuevo rumbo en los senderos…
escritos nuestros deseos imperiosos en pergamino,
donde el tiempo y el viento enamoran las ganas.

©Jose Angel Pineda, 29 de marzo del 2019

Tres poemas :El Amor fluye, Vete...!, El Silencio





El amor fluye

Autor : Jose Angel Pineda


El amor siempre fluye fascinante

como rayos de sol

continuamente...

como la brisa fluye

suavemente

con el aire,… a veces impaciente

mueve las arboledas con delicioso

musical de cánticos sublimes.

Y el agua que en ciclos naturales

fascinante se roza con la tierra,

con acento sensual /y que incesante vive

en compañía del cosmos infinito.

La tierra es eterna/ solo fluye,

es el amor buscado/ el dios nunca encontrado

que demuestra, que los seres vivientes

son las lágrimas de las nieves y el fuego,

de la contaminación y el consumo excesivo,

la sed y el hambre...

de la humanidad es un resquicio...

es la pensante avaricia, el despilfarro:

que se abstiene 

que se niega

que se opone...

a la conciencia que debe transitar

de mente en mente

de alma en alma

de fuente en fuente

del pensamiento universal

que fluye inevitable.


No detengas

el amor, ese gigante

que se derrama plácidamente...

en todos los placeres, que sudan 

por los poros de los cuerpos que se mueven...

en armonías, en ciclos naturales. 

de vida, del verdadero amor, la tierra

que independientemente de nuestra infamia

ella vive su vida eternamente.





Vete...!

Autor: José Angel Pineda

Vete mirando al infinito
vete con tus piernas y tus pies
y tu esqueleto en la mochila


clava tu mirada en las flores
en la flor más bella hazte un tatuaje
de mis manos.

Vete sonriendo

Aunque te humillen

No dejes de luchar

Por lo que quieres
ama a los más débiles
ellos no tendrؘán paraíso

Tendremos hambre
por muy largo tiempo
hambre de todo tipo
y garrote.








En silencio 

Autor: José Angel Pineda

Algo que ya está pasando
algo que está sucediendo
alguien que no está jugando
alguien que sigue queriendo
¿qué no estás participando
de la fiesta del convento?


¡Claro que tú me estás dentro!
que las letras palpitando,...están
y no estoy medio queriendo
y no me estoy medio yendo
simplemente estoy deseando
que tu me estés insistiendo

Con tus ojos tan hermosos
con tus brazos siempre abiertos
para darme un fuerte abrazo

Entrelazo a cuatro piernas
en un rítmico vaivén
desde tus pies a los labios
para recorrerme en lengua 
hasta un final más que beso

y por eso;
un loco que sueña un sueño
lleno de aplauso en silencio
lo que piensa yo lo escribo
lo que escribo lo pensaste
lo que pensaste
lo siento.




Cinco poemas (Un Lunes de Luna llena)



Lunes de Luna llena


I

Siempre lo especial

sobre todo, en esa hermosa luna

que baña los cerros

donde la luz, es apenas

donde la soledad

es más terca y más romántica

emprenderemos un vuelo

que no has planeado

en los sueños

ya estuviste conmigo

en una noche

que pudo ser romántica

o violenta y dulce

como siempre estropeamos

con algún estremecimiento

de nuestra vanidad

pero esa luna...

se toca

se palpa

que te perdona

que me perdona

que nos vuelve como al principio...

así de vigorosos...

así de amorosos...



II


Acaricio los pensamientos

en el mar

y navegar

y morir

en libertad

y caminar, volar y sonreír

No seguiré con lamentos

del cantar de melodías

entristecidas, de llantos

del infierno

¿Para qué?

Me apartaré de los caminos

que no llevan a nada

y me dedicaré a ti y a nuestras

momentos cortos

no sé porque insistimos

en que la popa es verde

y la proa es roja

cuando un mástil celeste

y unos rosas se abran

y se enciman en las corrientes

sobre nuestros pechos

erguidos ante la plenitud

de vida, amor de mi vida

...cuando te vas

o vienes...

en delicias salinas.


III

Es un sueño vivido y claro

vibrante, cariñoso

bonito y pleno

cuando se ama

no se dice/ se hace

pero lo expresamos

y eso es bueno

tan lindo es recibir una verdad

de voces agradables

tan lindo es recibir una mentira

que valga la pena su caricia



IV


Hermosa canción yo quiero

escuchar de tus entrañas

acá por estas montañas

he de serte muy sincero

que te espero

que te quiero

que no puedo separarme

de mi mejor pensamiento

yo no miento

los detalles yo quisiera

enviártelos de momento

en palomas mensajeras

que no lleven pasajeros

nuestros sinceros momentos

nuestros te puedo

de intentos

nuestros pesares

lo siento

lo lamento

perdóname despacito

suavecito

como queriendo de nuevo

como empezando de nuevo

como lloviendo de nuevo. -

hermoso muy hermosito

corazón/...corazoncito



IV

Como expresan los Camilos de la vida...
se puede estar enfermo...
se puede estar en la intimidades
de los delirios
del calor sofocante
de la pasión
desnudos y abiertos
a las esperanzas.


José Angel Pineda, 18 de Febrero del 2019

El Disparate

El Disparate de carnaval (Goya)




El Disparate 




Guatusa necesaria-dame una luz plagiaria de la sangre del pueblo. - 

Sin Amor- sin Odio/el tiro 22 quedó disparado y se hundió 

en el fango politiquero/ con los efectos cinematográficos del trovador 

empresario que quedó perplejo y que no es ningún pendejo.

sin atinar al blanco/ se quedó como la leyenda negra 

de una guerra entre orejas y vándalos/ 

las canciones que morían/ que también mataron gente/

selva/ animales / "guerra solo muertos" 

de canciones difuntas/ porque se enterraron miserablemente 

y resucitaron ya sin dedos- ya sin voces encontradas 

en la maleza/entre lo religioso y lo anticlerical / 

contradicciones de una lucha por igualdades sociales/

donde una empresa privada protagoniza un rol revolucionario

y un enriquecimiento de años bajo la sombra del monstruo 

que se hizo como ellos/ alimentado por ellos/

poderoso por ellos… 





Pretendida olvidada tentación/

que ningún camino regula la materia/ donde los líderes

se aplauden entre ellos/ cívicos se hacen llamar/

prefiero cantar como viento lento y suave...

Y si acaso encontrar una lenta transfusión de fluidos

en pieles reposadas y suaves manantiales de brisas fuertes/

de amorosas piernas temblorosas de fríos y de miedos/ y demás/

con déficit de calorías humanas desde los extremos

suaves de los pies al enredado cabello de hembra bien plantada/

verdadera/ sensual en torrenciales/ sonidos en poesías...

que suceden en una cama y mesa/ en el humo de una chica/ 

en el motel de verde esparcimiento/ en una calle del traidor de los abrazos/

en los aplausos fríos de un teatro/ en calientes lechos deleitosos/

en los besos mojados de licores y vinos/ en los placeres perfumados/ 

en las cosas sencillas/ complicadas/ cotidianas- en nuestros 

romances de utopías de cargar nuevos fusiles que disparen rosas

... y volver a intentarlo hasta que salga una descarga de espinas/ 

que hiera la vida moribunda y calme el silencio que ensordece 

las risas y que alimenta los reflejos de las luces que se ven en tus ojos/

para quedar con esa mentira impresionante/ 

de que ya está amaneciendo/ 

cuando la noche es demasiado larga para alcanzarla 

con gritos de torturados/ presos / difuntos/ 

que van quedando en el olvido/ cierto es que los otros

/ los pasados / de esos ya ni se habla/ porque tampoco importan. 

El político sueña febrilmente en hacer de una dictadura

una propiedad privada/o al revés. 

Caminen los que todavía tiene pies y enormes manos 

para abrazar la gloria y la fortuna. – 


©José Ángel Pineda, 29 de septiembre del 2018

Caliente y explosivo...

Feminidad consciente


Caliente y explosivo...

el cuerpo contra cuerpo/ el canto contra canto
el llanto de lujuria/ la risa dura dura/ no se cansa la lluvia/ de gota a gota hierven/ los bichos/ las palomas/ el árbol/ el cerro que estoy viendo siempre y encima el viento con ráfagas ardientes/ desde la gris mirada y en una blanca estancia/ de verde fiesta de humo azul que brota de sábanas alzadas/ de la central corpórea que impregna de potencia luminosa y traviesa de la fuerte explosión de tus miradas/ como un juego de cilindros y ejes con música de pianos en adentros-de guitarras al fondo de la noche/ que generan paciencia extrema/ la locura de corrientes encontradas de fuegos y semillas placenteras/ de aire tibio suave/ caliente como brasas los devanados en espirales de pasiones/ soledades que lubrican el alma/...donde el sol brilla acariciando el vapor celeste de la lluvia,... la fuga/ la pasión extenuante de las sinfonías/ arquitectura preciosa del diseño tembloroso que me estremece toda la piel/ el alma y todo el centro de ese jardín tuyo del cuerpo tuyo/ huerto / cultivo/ delicia de todas las hambres/
necesidades/ eso somos/ necesidades que se juntan/ amaneceres verdes/ músicas nuevas/ poemas de verdades que parecen inciertas. - sentires de las letras que generen pasiones. No queremos más amores mediocres/ queremos fuego en la neurona para hacer de los amores que quedan todavía/ una ecuación de orgías contundentes/ silenciosas/ agitadas y eficientes/...ya hay más muertos que marchan con trapos y consignas/ seguirán los presos de mi vida/ las torturas cuando no estás/ tus ausencias/ vuelas como mosca...de las mil naturalezas expropiadas y repites los presos de mi vida/ las violaciones de almas y cuerpos...
Todas esas derivadas inútiles con pensamiento sórdido y marchas de mil años/ con muertos de mi culpa/ y acciones aburridas/ sin sentido/ solo tu presencia/ yo te llamo CONCIENCIA que habites en el sentido centro de la cosa más sensible y sentida que mis ojos han acariciado...
vendrás de las estrellas a cambiar nuestras vidas y dolores. -


Jose Angel Pineda 22 de septiembre del 2018

La vida es un verso



La vida es un verso



La vida no pasa/ las vidas tampoco/

se quedan refugiadas en poemas

de ayer/ de hoy/ de mañana/ siempre escritos

en las canciones exquisitas de sal y espuma.

En burbujas del olor a sudor que impregna

al acetato/ al disco compacto/ o la cinta magnética

y otros garabatos de la ciencia del viento donde habitan/

el ayer/el hoy /el siempre/ ¿dónde me quedé?

- En el siempre habitar en tus piernas impulsivas/

cruzadas/ como bisagras aceitosas/el delirio

/humos de cigarros/ con tragos de salivas

carnosas en amaneceres desvelados/

en rituales de diálogos/monólogos a veces/

pero siempre acompañados de la imaginaria

que se grava en las paredes de todos los labios

y lenguas y bocas y dedos/las manos de un lápiz/

de un teclado/ de una máquina que maquina

y demuele y muele y duele/... y suele

desnudarte el alma con un verso partido/

como abrir la mañana en pedazos de estrofas

y derramarte la euforia de un poema sonámbulo

que deambula siniestro/ agazapado/ al acecho.



La sangre presente en almas con hendijas/

en rostros placenteros que se encriptan/se palpa

y no se palpa/ solo se esconde el pasado/

se refugia en caminos/ en calles trasparentes/

en un motel antiguo chirriante/ en la verde

noche/ en cualquier parte de la imaginaria

de cinemas viejos/ aquellos que tocabas auroras

en ensueños de tablas de madera/ recubre ese…

pasado que no pasa/ se queda para siempre

en la memoria de neuronas agitadas/ recuerdos

imborrables/ aunque mueras viviendo fantasías

diversas/ aunque se pierdan las letras y aparatos/

porque aún en la locura sobrevive la pasión

en la eternidad de una piedra/ en el agua que somos/

en los fuegos que encendemos/ en la tierra donde

nos enterramos felices/ en el aire de todos los suspiros/

en las penetraciones más escabrosas/ en las corridas

de atrás de un torbellino/ de adelante/ es lo mismo

lo divino/ lo del centro del libro del poeta

la primera página del tiempo no se mueve/ ni la otra

ni así…

La energía gira/ gravita/ se mueven las miradas

en lúcida oscuridad de pasados presentes

/ de cálidas vertientes

de versos donde las manos se tocan alocadas

en pieles diferentes/ de los tiempos difusos/ los mismos

tan confusos/ tan excitantes/ tan religiosamente eternos. -



©José Ángel Pineda, 02 septiembre de 2018

Ingravidez << (Joan Pined) >>

Para agrandar de CLIC


Ingravidez




Cuando tú me vienes

yo me iba, cuando te quedas

me abrazas la sonrisa con tus labios.

Me siento triste cuando te vas muy sola,

yo quedo sin belleza en ese instante.

Me arrastra la soledad hacia un abismo

que no consigo rescatarte de lo mismo.




Logro encontrar de nuevo una sonrisa tuya,

una caricia tierna, un delicado gesto,

una simple voz que alienta mis miradas

las tuyas, tus palabras, las mías…

necesariamente delicadas en

lo estrecho, ese momento

donde precisamente estamos

siempre de acuerdo. -







Deseo de un verso que transcurra

en un pensamiento despacio,

un poema cantado levemente …

en un sentimiento armado de paciencia

con una alegría tierna

de espacios sin miedos del vacío

al vacío de alegrías y angustias

de mentes/ almas que se juntan

manos que aprietan,

pies caminantes

bellas ilusiones sin alterar las aguas.







Sueño con hermosos ríos

derramados/ fluyendo

en cascadas cristalinas

placenteras/ sonidos armoniosos,

que gotean/ golpean la vida obsequiosa

de un camino/ de una línea/ de giros

de unas vidas tan dulces/ tan sencillas/

que habita en nuestra desnudez

el antagonismo gravitatorio/

ardiente de centro de cimas

de simas/ de filos que cortan la piel

y el abismo que muerde

impostergable…

impaciente…

instante/que se llama vida

del final de finales

del diálogo amoroso… (…) …






©José Ángel Pineda, 01 de septiembre del 2018