Mostrando entradas con la etiqueta Lira métrica. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Lira métrica. Mostrar todas las entradas

Voy que voy



Voy que voy 



Por: José Angel Pineda



Voy que voy, que voy, subiendo

caminando, suavecito

voy leyendo y voy entrando

en la cueva del cerrito



Recorriendo el caminito

los sueños son más gozosos

veo muros, veo pozos

y una blanca paloma

que se asoma

entre las ramas

de los arbustos movientes

que levantan las verdades

que levantan las pasiones

que levantan lo sublime

que levantan lo que estime.



Voy que voy, que voy entrando

se llega al fin a la meta

se gira, se abre, se aprieta

se cierra, se abre, se agita

se mueve, se gira y grita.



soplan vientos

se oyen sonidos del viento

en verdad se oyen seres

que suspiran, que respiran

y que sienten…

las casas hablan solitas





Ya penetrando al recinto

por unas amplias entradas

no queda más que miradas

de ojos diversos

para meditar en sitio…

Luego pienso

Luego escribo

Y al desearlo me conecto

Ustedes saben de esto.


Ojos, labios y demás (Poema)



Tus pies y manos








Lira de cinco cuerdas




Lira de cinco cuerdas

I

Mi guitarra son ecos

de los tiempos de serenatas/ idos

por esos ojos huecos

de fascinantes cuidos

con las extasías de los descuidos.

II

de aquellas lunas frías

de bestias caminantes sin destino

y con las alegrías

de aquel cantar tan fino

adornado de flores el camino.

III

¿Quién sabe que es el canto?

¡Quién no ha cantado nunca/ no ha vivido!

-Se va/ se viene el llanto

Las lágrimas, sentido

profundo/ la sonrisa de un gemido.

IV

Las cuerdas se revientan

por la euforia de profundos sentires

las mujeres que tientan

no dejan que las mires

quieren en esa noche/ los delires.

V

Siempre sientes placer/

su cuerpo de mujer acariciado

nunca se hizo doler 


sentir lo disfrutado

solo tu guitarra sabe lo amado.



                                         ©José Angel Pineda, 14 de agosto de 2018