Mostrando entradas con la etiqueta Pasional. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Pasional. Mostrar todas las entradas

Insomnio

 



Insomnio

Como visita el insomnio

¡ay dios mío que me pasa!

como presencia : una dama dormida

que vino a charlar conmigo

¡diantre, dijo!

Y se acostó…

Los ojos que veía al fondo

de la pared blanca

ojos azules, y una taza

que me hablaba

una luz tenue

pequeña, dulce, profunda

susurraba, no sé qué decía

pero algo decía…

creo decía, te amo

eso quería escuchar…

los ojos, la taza y esa luz…

y triste mi mirada, triste…

en los ojos de mar…

me hundía…

realmente no dormía nadie

era una idea mía…

tomaré una luz divina

en una taza blanca…

no sé que haré

creo ella tampoco.

©José Angel Pineda

El polvo celeste



El polvo celeste

 

Morder el polvo, lo dicho

por no sacudirse del polvo,

polvo viento, polvo arena,

capricho

de todo polvo.


Las estrellas y un polvo en una taza

de un café de lunas, no predicho.

La gran inmensidad, pequeño nicho

es el universo que se entrelaza

entre piernas

pies y manos

y algo que falte…

que quizá usted conozca

que nos quiera usted ayudar

que es complicado explicar,

y entender, ... y fácil de acariciar.

 

Somos polvos de estrellas

y con ellas devenimos diligentes,

no te apresures, que es amarte

hasta el final…

porque la verdad de los caminos

de leche, esa vía de galaxias

polvos y más polvos, polvos

de esos polvos,

nos hacemos...

Nada está completamente hecho,

acabado y terminado.

 

Con los polvos,

se hacen las cosas más bellas;

las estrellas.

Los polvos crean los entes

del cosmos,

de otros polvos,

nacen gentes...

las creaciones, las mentes

que recrean todo arte,

...y esa gran explosión

de amor, esta teoría

tan compleja

y

expansiva, aún avanza,

es el delirio de amor,

más excitante,

la creativa evolución…

sigue adelante,

Si deseas ser amante

de ese polvo estelar

debes ser polvo divino.

Y esa enorme creación

que no termina

que no acaba

la pasión.

 

©José Ángel Pineda.

 

delirium tremens

delirium tremens

 Por: José Angel Pineda


como queriendo una ilusión

un valle, un precipicio

una dimensión profunda

una pasión desmedida

mucho amor necesitaba


lo desnudo del alma

de los angeles gozosos

el delirio de un borracho del amor

en su más pura candidez

espontánea la apertura               

a la naturalidad feroz

de esa mujer que espera

en un lecho de cielos

en un catre, en su rincón

en petates…

en una cama de nubes

en la indecisa pasión del abismo

que atrae con fuerza y ternura

y en todo su esplendor.

Se bebía su mas ansiado deseo

y que soñaba despierto

como apartando la vida

como amando fantasías

enloqueció divagando

con el amor de sus cantos

con el amor de sus versos

con la belleza del alma

de los ángeles.


Mujeres extensas



Mujeres extensas

-Jose Angel Pineda

Hay mujeres extensas...que alcanzan

en un cosmos...privado

que solo mi mente alcanza

pueden ser de piernas largas

con la longitud de un gran camino

que hay recorrer...

pueden ser cabellos enormes

que me abracen ...el cuerpo

que me quiten los fríos...

de brazos largos...

de todo lo hermoso y frondoso

que no abarcan mis manos

tan pequeñas...

que aprietan apenas

para tanta hermosura

extensas de pensamientos

extensas en llantos y gozos

y en toda inmensidad de lo posible

y tangible

extensas en toda la amplitud

del conocimiento ...

siempre estudiando todo

siempre luchando a gritos

siempre luchando en enormes silencios

se necesita un inmenso llano

verde y un gran abismo

para recorrer esa enorme alma

de ese cuerpo ...

de los pies al cerebro

a lo interno y externo y hundirse

en las páginas de una gran libro

y gozar la lectura de esa gran fantasía...

Así





Así

Autor: José Ángel Pineda

Debe ser como un estudio de la euforia
porque la sangre crece y se mueve
y refresca la memoria y estremece
de los pies hasta el cabello
energía que mece
la eléctrica humedad
paciente y retozada
y abundante
y penitente
como virgen neuronal incendiaria
atravesando los cuerpos uno - otro
hasta que me consumo en oberturas
en prefacios, prólogos de un libro
que se abre hacia lo mucho
y la ansiedad profunda escribo en mente
orgiástica intelectual desconocida.


El orgasmo puro es manifiesto natural
a veces...se siente ese misterio espiritual

No todo el tiempo se logra el sexo
por telepatía/ ...hace la diferencia lo mental...
solo basta cantar las letras
al revés...ejecutar con las manos
los dedos, uno, dos, tres ...un vals
concertado de lecturas del alma
que depende de rituales tranquilos
y canciones serenas y dulces
con instrumento de 5 o 6 cuerdas
o un cuatro bien tocado que penetra
las membranas de un guitarra de siete
magníficamente ejecutada por dos:
La musa y las músicas sofisticadas...

y las voces y gritos y alaridos y llantos
más y más sonidos del espacio celeste
y oscuro de choques simultáneos
de mil lunas y estrellas fugaces
viajan en golpes dolientes y sensibles
elevan las dimensiones del alma
en un rayo misterioso y certero
que no falla la llama - el volteo
duele, duele, duele...y que termina
mientras dejo que mi espalda
descanse sobre el todo extendido
se vislumbra el cielo
el dolor va pasando como un ciego
lento y suave agonía que seguirá
en esas letras encantadas
y repiten y repiten las pasiones
desbordadas...