Mostrando entradas con la etiqueta Paz. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Paz. Mostrar todas las entradas

Si deseas

Si deseas

Si deseas

Si deseas


Si deseas alzar el vuelo

agita tus alas y viaja al cielo

Y en hermosa fantasía

Y en vistosa maravilla

Y en el picar de una flor

Y de un jardín

del amor

satisface el gozo

pleno       

de una ilusión

delirante

 

Si deseas que te arrulle

que te ame

ámame tú

de una manera distinta

se canta, se lee y pinta

como un ave peregrina

que se desliza

en la tinta

de mis venas

y adentro de mis penas

muy adentro

y hasta el fondo

atraparme el alma.

          ©José Angel Pineda


Deseo



Deseo

Por: José Angel Pineda



Deseo vida simplemente:

para verte

para escucharte

para saberte

para amarte

de la forma que sea…

del modo que tú quieras…

a la manera tuya…

haremos lo que deseas

sentarme junto a la ventana cuando escribo

el alma de tu cuerpo

el cuerpo de tu alma

deseo pintar poemas y cantos

para demostrarte que eres bella

deseo escuchar música del alma

de nuestras vibraciones

que puedas ver con el pensamiento

y del que puedas tocar con tu mirada

tan cercana como los ojos de tu mente

dormir y despertar suave, sin prisas, sin temores.

Y en el medio…

hacer el amor suave, dulce, despacio…

con el pensamiento apretando

nuestros cuerpos sedientos

de ternura.

¡Ahora!



¡Ahora! 


Henos aquí 

sin ninguna salida 

y existe el aquí 

el ahora, …toma el brío 

reluciente 

y una flor 

también una sonrisa 

y tres instantes 

-un camino 

-un campo 

-una ciudad 

que está prohibido al lado digno. 



No quedemos con los brazos 

y las manos esperando la muerte 



Yo toco la boca de fuego con el alma 

con la calma en los brazos, 

el estruendo in crescendo 

de la impaciencia. 



¡urgente! 

improvisar energías 

en la piel de los zapatos 

la claridad de las aguas y las lágrimas. 

En algún lugar las mejillas serán puestas lejos 

del alcance de la mira. 



Del puente a las praderas de todos los sitios 

del alma, son angustiadas voces 

es clamor que escucho de los muertos 

en las voces del viento, en la tierra 



Deja el comunicado del despacho 

-la sangre pobre se derrama 

¡Y es la más pobre de las sangres! 

Toma el brío reluciente y ruge detrás 

del corral de piedras. - 



©José Angel Pineda, 31 de mayo del 2018

Desnudez



Desnudez


Cuando tú me vienes
yo me iba, cuando te quedas
me abrazas la sonrisa con tus labios.


Me siento triste cuando te vas muy sola,
yo quedo sin belleza en ese instante.


Me arrastra la soledad hacia un abismo
que no consigo rescatarte de lo mismo.


Logro encontrar de nuevo una sonrisa tuya,
una caricia tierna, un delicado gesto,
una simple voz que aliente mis miradas
las tuyas, tus palabras, las mías… 
necesariamente delicadas,
es lo que necesito para amarte.


Los deseos de un simple verso intenso, 
un pensamiento hablado, un poema cantado, …
y que no te importe como pienso
sino como siento, y esa alegría tierna
de cada día nuestro dejará los espacios
sin los miedos del vacío,... de angustias
de las mentes, de las manos que aprietan,
de los pies caminantes de bellas ilusiones. 


Sueño con hermosos ríos fluyendo
en cascadas cristalinas
de placenteros sonidos armoniosos,
que hacen gotear las vidas
de la vida tan simple y tan sencilla, 
que habite en nuestra desnudez.


©José Angel Pineda, 02 de abril del 2018


Eterna sonrisa



Eterna sonrisa



La canción fue creciendo una calma

con oleadas de armonías piano dulces

que levemente ascendían las lluvias a los cielos



de la melancolía que se iba lentamente alejando

como el pasar segregando la energía en las mentes

del caminante que siempre busca las ideas



y se abriga deliciosa la música en los vientos

que suspiran las mujeres solitarias y alegres

como libres de cárceles ruidosas

de la muchedumbre que va quedando sola

como en laberintos del espacio celeste

donde la soledad se hace presente y clara

en los abismos inmensos de la cruel memoria

cuando empiezan a dialogar con sus neuronas

las fuentes de la conciencia que penetra constante

en todas las razones.

En todas las canciones

maravillosamente delirantes vagabundas

las armonías de las aguas profundas

de esas letras que nos hablan

que nos dicen

con una mirada a veces

con una señal tranquila

con una pausa dotada de hermosura

que alienta un te espero por siempre en la locura

inspirada en la pureza creadora de una llama que enciende

el principio del orfeón del instante perfecto de la brisa

de la mirada extrema, de la férrea constancia

de una eterna sonrisa.



©José Ángel Pineda, 24 de noviembre del 2017