Mostrando entradas con la etiqueta Poema erótico. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Poema erótico. Mostrar todas las entradas

Ritual

 


Ritual

Suprema mística religiosa,

Candorosa, reflexiva, suficiente,

aliciente caricia que me coge,

emergen punzadas en mi ombligo.

 


¡Cómo sudas subiendo,

bajas frías sin chal!

el mal anima

al animal nocturno,

y una mano vuela

y unos pies se entrelazan

en la noche, que se funde entre

la espiga que penetra en medio

del umbral, y los labios ardientes.

©José Ángel Pineda

Cuatros poemas de un tiro/...José Angel Pineda


Poesía

Hablan las malas lenguas

de gentes, de la gente

y al revés.

Hablan las buenas lenguas

del placer

en el cielo

de la dulce gloria,

las buenas y las malas

lenguas, son las mismas,

solo que con diversidad

del alma nuestra,

se muestra

y se alterna divina,

en la belleza

de la poesía.

©José Ángel Pineda

 

 


Construir un mundo


Construir un mundo

muy completo…

que no falte el aire

ni la brisa

que no falte la luz, ni una sonrisa

cada día,

que no falta el alimento

cada día,

que no falte el amor,

que no haya fríos

por las noches.

©José Ángel Pineda

 


La ausencia

 

De mi amor,

esa alguien que me importa,

que me importa

porque sí, que me da ganas

porque sí, que sí me importa,

darle ganas de las ganas

de todo lo que me da ganas,

que también le dan las ganas,

de esos todos tan íntimos

de enrollarnos, de quebrarnos,

de abrazarnos hecho un rollo

de pasiones…

de acariciarnos las ganas

de importarnos, de intimarnos

en lo que se nos venga en ganas.

                                                  ©José Ángel Pineda

 

 



Instantes

Debemos darnos más vida

a los instantes

que sabemos,

que conocemos

que son del alma las delicias,

que son esos instantes las caricias.

No podemos darnos instantes perpetuos

no puedes darme instantes

que no se extinga el fuego

no puedo darte fuegos eternos

en instantes infinitos.

Debemos darnos más vida

en los instantes.

©José Ángel Pineda

 

La Rosa

 


La Rosa

La rosa es a la espina

lo que el aire al gemido

al herido gemido de la ausencia

a la presencia, a la rutina

divina no es precisa

la inclemencia

de los días que trasiegan

amores mudos y temores

el canto apagado

el poema encendido

de una vela…

que calienta las noches

solitarias

y una mano que siento

que me toca.

 

©José Ángel Pineda



Así





Así

Autor: José Ángel Pineda

Debe ser como un estudio de la euforia
porque la sangre crece y se mueve
y refresca la memoria y estremece
de los pies hasta el cabello
energía que mece
la eléctrica humedad
paciente y retozada
y abundante
y penitente
como virgen neuronal incendiaria
atravesando los cuerpos uno - otro
hasta que me consumo en oberturas
en prefacios, prólogos de un libro
que se abre hacia lo mucho
y la ansiedad profunda escribo en mente
orgiástica intelectual desconocida.


El orgasmo puro es manifiesto natural
a veces...se siente ese misterio espiritual

No todo el tiempo se logra el sexo
por telepatía/ ...hace la diferencia lo mental...
solo basta cantar las letras
al revés...ejecutar con las manos
los dedos, uno, dos, tres ...un vals
concertado de lecturas del alma
que depende de rituales tranquilos
y canciones serenas y dulces
con instrumento de 5 o 6 cuerdas
o un cuatro bien tocado que penetra
las membranas de un guitarra de siete
magníficamente ejecutada por dos:
La musa y las músicas sofisticadas...

y las voces y gritos y alaridos y llantos
más y más sonidos del espacio celeste
y oscuro de choques simultáneos
de mil lunas y estrellas fugaces
viajan en golpes dolientes y sensibles
elevan las dimensiones del alma
en un rayo misterioso y certero
que no falla la llama - el volteo
duele, duele, duele...y que termina
mientras dejo que mi espalda
descanse sobre el todo extendido
se vislumbra el cielo
el dolor va pasando como un ciego
lento y suave agonía que seguirá
en esas letras encantadas
y repiten y repiten las pasiones
desbordadas...

Tengo ganas



Tengo ganas

Sí- tengo las ganas /...que llevemos la vida /
sin complicaciones mutuas
y con ganas de vivir derramado
no en lágrimas/ sino de aguas cristalinas.


Tengo ganas de todo...
de una mirada al horizonte
de caminar por veredas
oh pies del alma / oh pies
tuyos / pies míos.

Ayudadme a caminar por esos montes
quitad las ganas todas
de mi cuerpo y alma
y la razón sea sin fatiga-
seamos espontáneos
sin misterios banales heredados.

Ganas de caminar
en hondonadas profundas sin temores
y en filetes elevados que se juntan al cielo,
en caminar/...el uno con el otro,
el uno dentro del otro...
por esos caminos de verdes...
y azules con nubes oscuras
y picos de los árboles que se ven
encima de las noches y los días
donde el caserío es pintoresco
pero se sufre adentro.

Tengo ganas que me quites las ganas
de las tristezas muchas /
de los pobres de todo.

Jose Angel Pineda

Lágrimas



Autor: José Angel Pineda

Lágrimas.


en tus ojos amanezco

en tus ojos se humedecen

mis pensares/ cuando extraño

que tus ojos son los míos

en que veo las pasiones y en los sueños

desencantos / y que lloro las canciones

que yo canto...

y que me quieras de veras

necesito...

que hago falta (yo) y que sientes mis ausencias

y que extrañas mi presencia

y en consuelos yo me duelo

en las caricias sencillas

de un te quiero

que se brota una sonrisa

en el medio de un volcán

de la agonía

y en un buen día de tantos

en caminos voy andando

la felicidad completa

y bien deseada

una luna del milagro

un cariño de verdad sin preguntas

un cariño de verdad sin respuestas

...un silencio

en un instante de ternura

manifiesta de alegría para dos

en unas noche y en todas las que siguen

y que no haya soledad jamás

y que jamás dejen de brillar las estrellas

en el bello jardín que hemos construido...

que piensa que se ha ido...
que se ha ido...
para siempre...
y por siempre.