Mostrando entradas con la etiqueta Surrealismo. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Surrealismo. Mostrar todas las entradas

Insomnio

 



Insomnio

Como visita el insomnio

¡ay dios mío que me pasa!

como presencia : una dama dormida

que vino a charlar conmigo

¡diantre, dijo!

Y se acostó…

Los ojos que veía al fondo

de la pared blanca

ojos azules, y una taza

que me hablaba

una luz tenue

pequeña, dulce, profunda

susurraba, no sé qué decía

pero algo decía…

creo decía, te amo

eso quería escuchar…

los ojos, la taza y esa luz…

y triste mi mirada, triste…

en los ojos de mar…

me hundía…

realmente no dormía nadie

era una idea mía…

tomaré una luz divina

en una taza blanca…

no sé que haré

creo ella tampoco.

©José Angel Pineda

Arcana




Arcana


Llover la noche luz tanteando los abismos

llover la noche luz fluyendo al monstruo

llover con los fantasmas trasnochados…

ramas trepidan incesantes…

cuerpo moto y vibración constante

al derecho y al revés…

un monumento inmaterial-alucinado

surrealista inmaculado- epicúreo.

Llover oníricas melodías tranquilas

llover haciendo animales nocturnos…

mis ensueños y sueños

rincones de leyenda

caprichos - ocurrencias

en mares sin retorno…



©José Angel Pineda, 28 de septiembre de 2019

La mente



*El Poema encriptado en la foto es el corregido- abajo - les muestro el original.-



- La mente

Vivir sin pánicos

Vivir sin suspicacias

Vivir a piernas sueltas

Vivir a carcajadas trastornadas

Vivir soñando en disparates

Vivir afanoso en la ciencia espacial

- de los cuerpos celestes- de la esquina

- de la Andrómeda- la vecina

- de todas las galaxias- siempre opina

- de los cuásares y hoyos negros- ¡Imagina!

y blancos…y amarillos…y verdes

enanos que fastidian/ y hace cosquilla

la divina.

Vivir con energía siempre

Vivir sumiso a la mente

cura el cuerpo/ calcina

los daños.

¡Vivir siempre con las miradas hacia el cielo!



©José Angel Pineda, 28 de septiembre de 2019

Esa mujer




Esa mujer


Tampoco confundida sobre alma y divino 

tampoco tuvo el enigma de profecías 

no tuvo prohibiciones y libros de lectura 

tuvo solo una cultura. 


Su origen en la selva/ en el mar/ 

en el desierto… 

una hembra/ una mujer de esas 

una mujer de esas otras 

tan solo una mujer. 


No tuvo influencias y reglas 

algo bello/…una mujer 

sin malicia/ …con caricias 

mente virginal/…cuerpo 

divino/…sin maldad 

ni bondad/…solo cuerpo 

de una mujer abierta 

que habla con sentido 

de hembra sabia por naturaleza 

del cosmos/… de los azules 

ojos transparentes/…verdes ojos 

ojos de colores diversos. 


De aguas profundas y dulces 

intimidades de doncella 

silenciosa y prudente 

sin errores de origen 

sin cálculos…

existencial sustancia

profundos secretos de vida.

Capricho



Capricho



Hay milagros que se venden

sin costos/ …de oficio

y otros que solos aparecen

como sacrificio…



de cuerpos/ de almas/ de amores

que se vienen derrumbando

con un aire de lágrimas/ pesares

y oraciones/ callando



a lo diverso/ entra la moral

y lo hace perverso/…y da temor

en sentir que esa flor/ coral

de voces complejas/ es pudor



de la sangre de una espina

que rocía/ roja brisa/ penetrante

como clavos del que termina

doliente/ incesante/ tocante



de la piel/ intolerante/ fugitivo

romántica/ religiosa/ satisfecha

variante/ incandescente/ exente

de las curiosas culpas/ tentativo



de lo que siempre

espero

con anhelos con pasión

esmero

de estrenarte en canción

de bajarte el corazón

y lo que tengas encima

en una franca ilusión



fiero

por esa sensación

voraz/ penitente...

de luz/… de ese color de piel

sedienta

quiero

ese olor inclemente de café

ese sabor a sal del mar/ del sudor

que expeles por tus poros/ polvo y agua

tierra de fatiga insolente...

sangre que me circulas

rápida/... ese hermoso templo

de la cruz/ que me ciega

el calvario de la espera

de esperarte...de empezarte

a sufrir/ por amarte segundos

de sentir eso raro

en medio de la nada

y en medio de lo todo

soberbio/ sublime/ caprichoso

certero

de extremo a extremo

sin perder ese espacio

mágico y el cielo...

venerable

deseo...





©Jose Angel Pineda, 13 de abril del 2019

La magia



La magia



Adiviné tus íntimas mentiras…

Lascivas, irritantes, escondidas, encubiertas

de modo tal que eres sangre perfecta

para vampiros en las noches exactas

como las matemáticas/…los cálculos de fuego

donde la precisión es milimétrica

nunca fallar/ ese es tu santo oficio.



Vale le pena el sacrificio/ cuando me haces temblar

¿Cómo haces para matar, tan alevosamente / sin descanso?

¿La pasión / la dulzura/ las ansias/ las ternuras/

los amores/ los muchos/ los polvos dilectos/ la frescura?



Las rosadas pieles predilectas/ los ojos del verdugo

rojizos en los doce espejos donde se reflejan /…las torturas.



La amargura cuando ardan los enanos a los doce en punto

de una noche cualquiera de bohemia/ de rituales

de la magia del arcoíris/ que ya queda sin brisas…

y no salpica mis sentidos más sentidos/ idos

por detrás /con toda ella /la hechicera negra

hace alocarme y ganas de cogerla

descuidada/ en sus atrocidades con las doce arañas

cotidianas/ sociales/residentes/ hechiceros

del aire/…donde habitan/ cohabitan en mágicas

y en placenteras noches de rituales orgiásticos

y con la penitencia de suicidio masivo...


Las serpientes se declaran desplumadas

en ceremoniales de auto penitencia

de suicidio masivo y sensualmente

compasivo e inclemente

en el final de los finales

como el último polvo de los polvos.




©José Angel Pineda, 09 de abril del 2019

Divagaciones...



Divagaciones... 



Y era una vez la mujer convertida en pasión de unos gigantes robles esbeltos / donde los hombres morían con la pluma en el alma y cantos en los puños/ que vivían y morían por la gente y vivían para la gente/ que disparaban colores infinitos/ llenos de cielos con lunas y con soles/ con bravura de locos en excelsa polifonía /con fugas y contrapuntos/ con resonancias de papeles y lápices/fusiles que lanzaban flores/ palpitantes sentires/ amaneceres sudorosos y fríos. La tinta de sangre se derramó sobre el papel que en su fantasía blanca ya manchada/ luchaba por recrearse armonías/ más las gaviotas ya no eran ni pájaros/ni musas/ ni cantoras/ ni vidas,...era la mujer ya ida,... esa hermosa mujer que sintieron los huesos y el pellejo de todas las montañas del ahora monumento mudo/ con piernas largas excitantes fuertes y estrechos los pechos/ una vez sentí a esa mujer como me pateaba la culata del arma de madera y de fierro/una vez/ alguna vez/ la amamos todos desnudos de la rabia/ de esperanza de rabia/ de rabia loca/ con locura loca/ la mujer verdadera de vocación perpetua en armas sabias,... y habitó entre los hombres. 



©José Angel Pineda, 21-08-2018

Nadie


Nadie


Pájaros/máquinas aladas
cejas derretidas
y volar.
El cansancio de las estrellas
a veces se posan en la mano.
La humanidad se vuelve cinematógrafo
el tiempo.
energía
manos
doblando la paciencia.
Los labios de una mujer fantasma
ríe y se entristece.
los sonidos para dormir
¿para que dormir?
¿para despertar?
duermo, luego me despierto
despierto, luego duermo
un dedo
se permite y no sufres ni mueres en una cárcel
de ruidos.
Los colores/ difuntos de la noche
se hacen poemas en el cuerpo
mujer y hombre y otros
quejidos/...nadie se salva.


©José Ángel Pineda, 22 de enero del 2018

Ángel.



Ángel.



Estás escuchando los sonidos del espacio

despacio...

como una mariposa los pistilos

de rosa...

como una canción enamorada

alada...

tengo la sensación

la canción

la vibración

exaltación

la dimensión

de la música, el silbido, la oración

del pensamiento metafísico

astral

celestial

sensorial

de la física cuántica

microscópica

profunda

fecunda

y el inmenso

Espacio Sideral. –





©José Ángel Pineda 13 de diciembre del 2017