El amor

 

El amor

El amor es una probabilidad

matemática de cálculo

y estadística, siempre brilla

en apariencia…

como una ciencia enigmática

con paciencia esquizofrénica

andamos hasta el pináculo

de los montes venusinos

escalamos la sensibilidad

de una flor

de un jardín

y se disfrutan

renovados intereses

y te creces

con muy pocas diferencias

haces de la relativa verdad

la mentira relativa

y los labios;

tan urgentes…

y las cosas aparentes

y el fuego y todos,

los dementes…

que estructuran la divina

falsedad de las pasiones…

y las buenas intenciones

que son malas tentaciones

nos evocan las canciones

que de verdad son intensas

de lluvias, de falsedades

intentos de fantasías

lamentos, gritos y llantos

las lágrimas son los mares

que humedecen melodías

del amor, que no se sabe

que es, lo que es…

¿usted sabe lo qué es?

©José Ángel Pineda.

 

 

 

 

 

El deseo



El deseo

Es el hambre de tenerte

entrarte por muchos ojos

con una sed de pasiones

muy ardientes…

suele ser un capricho

y un afán de detalles

traviesos…

una sublime fantasía

unas ganas tremendas

de atraparte…

el deseo empieza por la vista

y termina por los poros del alma

pero nunca termina de acabar

y es que la pasión siempre vive

en amor verdadero…

no muere en el deseo

y vive en la pasión

del sentimiento.

©José Ángel Pineda.


Te conocí

   

 

Te conocí

en un planeta diminuto

sin que estuvieras…

en este mundo

es lo que deseamos

dentro del alma

dentro del cuerpo

las almas se tocan

se acarician, se siente, se ven

se sienten los cuerpos de las almas

insistentes

impacientes

te esperé siempre

y te sigo esperando, sin que estés...

sin que hayas existido

Te quiero

sé que no estás

Y no existiendo

te he acariciado

y hemos cogido nuestras manos

y hemos andado en los caminos

y hemos visto la luna

y hemos estado en todos lados

sin que hayas estado nunca.

Te extraño sin saberte.

La distancia no existe entre nosotros

siempre estás en mí

aunque no existas

aunque no estés

y vivo en ti

vives en mí

aunque no existas

aunque no estés…

vives en mí.

©José Ángel Pineda.

Desencanto


Desencanto


Libre de la gente, es una quimera

que se desnuda en crueles desencantos

y que es mejor tenerlos en primera

página del libro inmenso de cantos,

 

con sentimientos profundos, frontera

necesaria, que atraviesan los llantos,

mascaradas, y la mirada, artera

carcajada, cinismo de un espanto

 

que refleja tu espejo, sin mirarte

en aguas cristalinas, y se acaba

el misterio, se apaga el sortilegio,

 

la maldad detenida, con el arte

y con gran sentimiento del que amaba

una vida con acordes y arpegio.

                                         ©José Ángel Pineda.



Paz y armonía




Paz y armonía

Eres la paz que buscas, eres la estrella,
que llevas dentro, …
nacer a lo nuevo, aprender lo cierto
placer silencioso, tranquila paciencia,
alegría que se ama y se estima…
bondad que caminas y alimentas
de ánimo que brindas al empezar
la aurora, lo que amas y respiras,
ríes y que lloras, … y que sientes
que te abrazan, y acarician,
en instantes muy intensos.
La vida anda, y siempre
escribo tus sueños
siempre eres mi final
de todos mis comienzos
siempre eres mi comienzo
de todos mis finales.

                                        ©José Ángel pineda

La poesía intensa





La poesía intensa

(Soneto)

Tiene fuerza motriz apasionante
que da felicidad a un nacimiento
de un pequeño gesto de ternura, ante
una aventura impuesta de un lamento.

La verdad se presenta únicamente
cuando los hechos tuercen la dulzura,
la resistencia aturde lentamente,
vamos perdiendo, a pasos, la cordura.

la poesía intensa y al desnudo
puede hacer lo que YO nunca podría;
unir a los demás en un misterio.

la poesía intensa, es un diamante,
que brilla, iluminando el pensamiento
de uno, todos, amarse en un instante.

                                                      ©José Ángel Pineda.