La lujuria

 




La lujuria



La abundancia de cosas por tentar

tus vellos, tu piel, tu movimiento

siempre me dan ganas de pescar

tus plácidas músicas mimosas

tus panes, y tus savias cremosas

los gimoteos, sollozos y suspiros

de los cantos del delicado sexo

los astros que giran en tu cuerpo

las hendijas por donde veo el cielo

el pálpito, la luz, las fantasías

de una lengua delirante idioma

y mitos que desnudan leyendas

tus piernas deleitosas

los ojos perdidos en un espejo

de aguas abundantes…

el centro, el clítoris de vida

¡divina, sagrada bomba que explota

entre mis manos…!

y me eleva las partes más dormidas.

tu ombligo rotando por la lengua

del pensamiento de un lobo sosegado

enorme se siente lo pequeño

de tu libido…

la hermosa lascivia creadora

del voluptuoso deseo frenético

esa una furia con rabia incontenible

que me condena en las llamas

delirantes, de la más grandes

pasiones de tu alma encendida.

                      ©José Ángel Pineda



Renacer





Renacer


Serena luz que brillas en mi alma,

Iluminas la calma, que es precisa,

me acaricias la piel, y con la brisa

en los amaneceres que me gustan.

El sentimiento hondo de mi vida,

que camina tranquilo en mi ser,

que es mi placer las ganas de escribir

en la piel de alguien que me anima.

Y me quedo con los que siento y quiero

y abandono el temor de hacer sufrir

que a veces la costumbre no soporta

y hago mucho daño,

y me lo hago también.

Quiero una compañía,

no un capricho,

que comprenda mi manera de ser,

y viceversa

es mejor reír y no llorar

es mejor amar y no sufrir

y

sosegar el dolor, que a veces

da el amor de una mujer bella.

Tuve la sensación de alguna voz

que dijo poemas en mis oídos…

y comprendí que no hay olvido,

y que se vive algo distinto,

lejos de las personas que no viven

mi vida, que no la sienten como

la siento yo, y siempre ese ermitaño

me persigue, ese amigo de siempre,


…que soy yo.

Y anhelo ser el de siempre,

el amigo que espera una ilusión

de vida libre y fantasías simples

y armoniosas, …y en mi cueva

y mi luz, compartir

las cosas más sentidas

las que valen la pena seguir

y caminar despacio y luchar,

no desistir del amor

de amar, del amor de verdad

de una mujer sencilla y franca,

que me sepa apreciar.

Y amar, siempre amar, y compartir

el verde caminar de una caricia,

el delicioso pan de una sonrisa,

que me haga diferente día a día.

Deseo compartir esa luz personal

tan natural, tocante y oportuna,

deseo compartir con alguna

flor maravillosa esa fortuna

que da una mujer cualquiera

que me quiera completo

de alegrías.


©José Ángel Pineda.

En tus ojos




En tus ojos
--------------------
Veo las estrellas
leo tus manos…
y tu andar peregrino
cotidiano, presuroso
corriendo como siempre…
hacia algún lado preciso
impreciso, no preciso estudiarte
para conocerte…
solo veo el camino
que recorren tus pies
y
que limpiando lo sucio
de los trastos del mundo
cocinando el presente duro
lavando, y todos los oficios
del golpe del martillo y del arte
lo fino…y del amor que con amor
lo haces a tu manera simple…
¡tan compleja es tu vida!
¡tan diverso es tu ser y tu hacer!
solo sentir tu luz, es guía del saber
a través de tus ojos, siento la fantasía
de una gran mujer.
©José Ángel Pineda.

Cuevas



Cuevas

¿Cómo es la piel de una sonrisa,

la música sin aire, el cuerpo necesario

la mente del sarcasmo?

-la mirada vacía, el vacío de siempre

el hastío…

Y se mueven dormidos

los esqueletos de un amor

nunca tenido…

nunca existido…

la mentira es feliz…

bajo la sombra se cobija un llanto

esperando, la espera inesperada

La sabia carcajada de los dioses

el abismo…

uno mismo se acostumbra…

a una monótona soledad de siempre

buscando, entre las cuevas.

©José Angel Pineda.




Ese soy yo




Ese soy yo

Y no he cambiado nunca
tema desafinado
una lora malévola
entrenada por brujas
que siempre fui un tirano
un tema solo…
el vago tema de una vida
el tema de Joan y la amapola
que no se cambia el mundo
de pronto me transformo
en algo peor
y espero siempre…
espero.
y siento a mis amigas
la soledad y tristeza
nunca me desamparan
que a veces digo risa
qué veces quiero rosa
para cubrir de llanto…
en tus encimas
complacidas
es tanto para mí…
que mires mis canciones
con esos ojos tuyos cálidos
y potentes como un crisol
ardiente.
©José Angel Pineda.

Trío de voces




Trío de voces

En dúos…
en dos tríos de voces
de dos mujeres sopranos
cantando alto con un tenor
muy dramático…
a capilla…
de dos mujeres contraltos
cantando alto con un tenor
lírico
a capilla…
fascinación
delirante y apasionante
de voces mixtas
dos hermosas fantasías
de seis cantantes
de un coro de voces mixtas
del bell canto.
que es el canto coral…
y es un encanto escuchar
en el arte refinado…
del cantar y del amar.

©José Ángel Pineda.